La voz de las mujeres víctimas debe ser escuchada

Por: Redacción Pares

La Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz recibieron un informe de la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales en el que se presentan los testimonios de 189 mujeres que sufrieron violencia sexual en el marco del conflicto armado colombiano, el documento también aporta un análisis sobre cómo la violencia sexual se usó como un mecanismo de terror y humillación.


El acto, realizado el pasado jueves, fue acompañado por el Nobel de Paz 2018 Denis Mukwege, quien ha liderado la atención integral a las víctimas de este delito (violencia sexual en el conflicto armado) en la República Democrática del Congo y otros países. En la entrega participaron el presidente de la Comisión Francisco De Roux y la comisionada Alejandra Miller.


Por su parte, Mukwege aseguró que la ayuda a las mujeres víctimas de violencia sexual es clave: “Deben tener apoyo médico, psicosocial y económico. En el hospital Panzi, en Congo, se dan estos servicios en un mismo lugar y esto evita que las mujeres repitan una y otra vez sus historias de dolor”, y añadió que: “Su voz debe ser oída y escuchada. No habrá paz sostenible si las víctimas de violencia sexual no se tratan con dignidad”.


Las víctimas se empoderaron como anfitrionas del evento y presentaron el informe como un relato que no solo es un mecanismo para romper el silencio, sino también para identificar aspectos específicos de las violaciones, un recuerdo permanente con el que han aprendido a vivir y que han trasformado para romper el círculo de la violencia.