La sombra de la vinculación de menores de edad a la guerra cubre al Cauca

Por: Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos


La vinculación de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) a los Grupos Armados Organizados (GAO) en Colombia es uno de los hechos victimizantes que cuenta con el mayor subregistro en sus cifras. Un fenómeno que ha ido aumentando en 2021 y lo corrido de 2022 en el departamento del Cauca. A continuación se hará una contextualización del reclutamiento de menores a partir de tres casos de vinculación en este departamento, los cuales permitirán identificar las formas de actuación de los GAO.


Para 2021, la Guardia del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) registró 275 jóvenes reclutados en el Cauca (Reyes, 2022). Según el Registro Único de Víctimas, desde el 01 de enero de 2022 hasta julio de 2022, se han presentado 14 hechos de vinculación de NNA a actividades relacionadas con grupos armados en el Cauca (Unidad de Víctimas, 2022). El Observatorio Colombiano del Crimen Organizado de la Universidad del Rosario afirmó que el subregistro de casos de reclutamiento de menores ha sido incluso mayor después de la firma del Acuerdo de Paz, entre las razones se encuentra el miedo de la comunidad a represalias de los grupos armados que se llevan a los menores de edad, así como la falta de conocimiento y confianza en las rutas que ofrece el Estado para atender los hechos (Reyes, 2022). Durante el año 2022 se han presentado casos relevantes de vinculación de NNA en el departamento del Cauca, los cuales se exponen a continuación.

Gráfico No. 1. Número de menores de edad vinculados a grupos armados en el Cauca 2021-2022

Elaborado por: Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos. Fundación Paz & Reconciliación (Pares). Fuente: Unidad de Víctimas, 2022

Caso Resguardo Huellas


En el Resguardo Huellas, comunidad indígena Nasa ubicada en el municipio de Caloto, han tenido lugar dos eventos relevantes. El primero se presentó entre el 08 y el 09 de marzo, según la información presentada por la autoridad ancestral del resguardo, los Kiwe Thegnas (guardias indígenas) y docentes de las instituciones educativas. Al menos seis comuneros del resguardo fueron reclutados por grupos armados, cuatro de ellos entre los 12 y los 14 años. Los comuneros mencionan que hombres que se desplazaban en camionetas se llevaron a los menores ubicados en las veredas La Palomera, El Credo y La Chivera. Al parecer los trasladaron al municipio de Argelia, donde en el momento de los hechos se presentaban combates entre el Grupo Armado Pos FARC (GAPF) Frente Carlos Patiño, perteneciente al Comando Coordinador de Occidente y la alianza entre el ELN y la Segunda Marquetalia (Çxhab Wala Kiwe, ACIN, 2022).


El segundo evento fue informado igualmente por El Tejido de Defensa de la Vida de Çxhab Wala Kiwe y ocurrió el 15 de abril. En la vereda La Trampa se reportó la desaparición de tres menores de 15 años de edad, oriundos de la misma vereda; tras el informe, y a partir de averiguaciones entre comuneros y familiares, se confirmió el caso de múltiple reclutamiento. Los jóvenes fueron vistos por última vez en el centro poblado de El Palo, municipio de Caloto. Se mencionó que algunos menores pudieron comunicarse con sus familiares vía telefónica, avisando que los llevaba un grupo armado. El boletín menciona que estos jóvenes pudieron ser llevados al sur del departamento del Cauca (Çxhab Wala Kiwe – ACIN, 2022).


A propósito del acontecimiento del mes de marzo, Jhoe Sauca, vocero de derechos humanos del CRIC, explicó que el fenómeno se encuentra en aumento debido al crecimiento de grupos armados ilegales y de su presencia territorial en municipios como Toribío, Caloto, Corinto y Jambaló, pero también hacia el nororiente, en los resguardos de Caldono. También mencionó que muchos de los jóvenes son llevados a la zona centro-sur del departamento, particularmente a los municipios de El Tambo y el corregimiento de Huisito, en el Cañón de Micay, donde se han registrado fuertes enfrentamientos entre las disidencias de la FARC y el ELN. También dijo que las autoridades indígenas han revelado que los grupos armados están ubicando reclutadores alrededor de las instituciones educativas, veredas apartadas y zonas urbanas, donde cooptan a los jóvenes que no solamente son instrumentalizados para el conflicto armado, sino también en la trata de personas (El País, 2022).


Caso en el municipio de Caldono


Los jóvenes de Caldono se han vuelto blanco constante de los grupos armados ilegales. De acuerdo a datos del CRIC, en 2022 más de cien jóvenes caldoneños han desaparecido. De este total, las autoridades estiman que 70 fueron reclutados por grupos armados de la región y llevados a otros lugares del departamento (El Tambo, El Naya, Argelia, el corregimiento de Tacueyó y a Suárez) y al pacífico nariñense. Julio César Pascué, vicegobernador indígena del cabildo San Lorenzo, explicó que las estructuras de las disidencias llamadas Frente Carlos Patiño, y las columnas móviles Dagoberto Ramos y Jaime Martínez, son los grupos armados presentes en el municipio y que se están disputando el control de las rutas del narcotráfico (Pardo, 2022).


En cuanto a la forma de accionar, Alberto Silva, rector del colegio Madre Laura de Caldono, menciona que antes los armados enseñaban dinero, motos y lujos para persuadir a los jóvenes, pero que ahora están empecinados en llevarlos de cualquier forma. Algunas camionetas de alta gama que nadie en el pueblo conoce o motos de alto cilindraje se han movido en inmediaciones del colegio con el objetivo de raptar a los estudiantes. Por otro lado, la Policía de Caldono menciona que hay un patrón con respecto a estos vehículos, en cuanto son reportados como robados en zonas con amplio control de la disidencia Dagoberto Ramos (Pardo, 2022).


Caso corregimiento El Plateado-Argelia


Este caso aún no ha sido corroborado como vinculación de NNA a actividades de grupos armados, sin embargo, cuenta con un modus operandi similar a los mencionados a principios de año en el norte del Cauca. El hecho presentado el 29 de agosto versa en el secuestro de seis menores de edad por parte de un grupo armado ilegal, horas más tarde tres de los jóvenes fueron liberados, pero un cuarto menor de 17 años fue asesinado. Según la cooperativa Ecomún Multiactiva Agroforestal Santa Clara (CEMAS), integrantes del Frente Carlos Patiño sacaron por la fuerza a los jóvenes de la institución educativa Miguel Zapata (El Tiempo, 2022).

Gráfico No. 2

Elaborado por: Línea Paz, Posconflicto y Derechos Humanos. Fundación Paz & Reconciliación (Pares). Fuente: Sipares, 2022

A manera de conclusión, en los tres casos mencionados se pueden recopilar una serie de recurrencias que permiten dilucidar una tesis preliminar para entender la vinculación de NNA a actividades relacionadas con grupos armados en el Cauca. Una de estas características recurrentes tiene que ver con el actor que produce los casos, en este caso han estado asociados a las disidencias de las FARC, particularmente al Comando Coordinador de Occidente y las columnas y frentes que lo componen. Siguiendo esta línea, en todos los casos (a excepción del más reciente) se menciona que estos grupos mueven a los jóvenes a otras zonas del departamento, enfatizando en zonas como el Cañón del Micay, El Tambo y Argelia, en donde actualmente se presentan disputas por el control territorial de múltiples grupos armados.

En cuanto a la forma en que estos grupos vinculan a los NNA en sus estructuras, se denota que ahora, en todos los casos mencionados, la vinculación se da de manera violenta, usando vehículos como camionetas de alta gama o motocicletas de alto cilindraje en las que se movilizan a las afueras de Instituciones Educativas, veredas o barrios en busca de jóvenes. Por otro lado, se denota un trabajo importante por parte de organizaciones indígenas en la generación de datos en función a este fenómeno en detrimento de otras organizaciones e incluso medios de comunicación, precisamente porque los hechos han ocurrido sustancialmente en los territorios del norte del Cauca, donde hay presencia de comunidades Nasa.


 

Referencias

Unidad para las Víctimas. (2022). Registro único de víctimas-RUV. Unidad para las Víctimas. https://www.unidadvictimas.gov.co/es/registro-unico-de-victimas-ruv/37394

Reyes, M. (2022, 1 de abril). 275 jóvenes indígenas fueron reclutados en Cauca en 2021: CRIC. El Espectados – Colombia +20. https://www.elespectador.com/colombia-20/conflicto/275-jovenes-fueron-victimas-de-reclutamiento-forzado-en-el-cauca-en-2021-cric/#:~:text=%27275%20jóvenes%20indígenas%20fueron%20reclutados,se%20lleven%20a%20sus%20jóvenes.

Çxhab Wala Kiwe – ACIN. (2022, marzo 10). Boletín de Derechos Humanos. Alerta máxima por reclutamiento en el Norte del Cauca. Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca – ACIN. https://nasaacin.org/boletin-dd-hhalerta-maxima-por-reclutamiento-en-el-norte-del-cauca/

El País. (2022, marzo 20). El reclutamiento de menores no da tregua en el Cauca ¿Quiénes son los responsables? Redacción El País. https://www.elpais.com.co/judicial/el-reclutamiento-de-menores-no-da-tregua-en-el-cauca-quienes-son-los-responsables.html

Çxhab Wala Kiwe – ACIN. (2022, abril 15). Boletín de Derechos Humanos. Alerta por reclutamiento forzado de tres menores en Huellas. Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca – ACIN. https://www.cric-colombia.org/portal/boletin-ddhh-acin-alerta-por-reclutamiento-forzado-de-tres-menores-en-huellas/

Pardo, C. (2022, 5 de junio). El infierno del reclutamiento forzado que viven los jóvenes de Caldono (Cauca). El Espectador- Colombia + 20. https://www.elespectador.com/colombia-20/conflicto/el-infierno-del-reclutamiento-forzado-que-viven-los-jovenes-de-caldono-cauca/

El Tiempo. (2022, agosto 30). Matan a estudiante que secuestraron en su colegio y se llevaron a otros cinco. El Tiempo. https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/alerta-cauca-secuestran-a-cinco-menores-en-un-colegio-del-cauca-698529?utm_content=Contenido_ET&utm_medium=Social&utm_source=Twitter#Echobox=1661882559