• Walter Aldana

La jugada brillante

Por: Walter Aldana

Político social alternativo


Acostumbrados (nos tiene el presidente Petro) a las jugadas de ajedrez, precisas y necesarias. Y es que creo que el gobernante con talla de estadista internacional, ejerce su labor de conductor del país con puro sentido común (el menos común de los sentidos). Aquí algunos ejemplos.


Ante el temor internacional y nacional sobre el manejo de las finanzas públicas, signada la prevención a partir de una sarta de mentiras electorales, agitadas por la oposición (que iniciaba con la expropiación, pasando por la estatización de las empresas, llegando a la implementación de un modelo de "Castro-Chavismo" comunista), el nuevo mandatario nombró como ministro de Hacienda al doctor José Antonio Ocampo, lo que generó inmediata tranquilidad en el mundo de las finanzas.


Cecilia López en Agricultura, liberal independiente, rebelde ante la jefatura de Gaviria, comprometida con la implementación del punto uno del Acuerdo con las FARC; la doctora Corcho, certera crítica del odioso papel de intermediación lesiva para el ciudadano que hacen las EPS. En fin, fue poco a poco tejiendo un equipo de gobierno equilibrado que señala cómo un gobierno de izquierda está mandando para el conjunto e integra a los sectores diversos de la sociedad.


De resaltar en el discurrir de estos 100 días dos aspectos que muestran el talento de este gobierno: la compra de los tres millones de hectáreas de tierra para entregar a los pobladores del agro (indígenas, campesinado y afros) y la constitución de la comisión negociadora gubernamental, para asumir los diálogos con el ELN.


Del primer tema hay que decir que atina el Gobierno al plantearle el negocio a Fedegán, pues son quienes tienen la tierra, poseedores denominados históricos y/o "de buena fe". Será la ley (aún con la desconfianza generada por una parte de ella al prestarse para que se produjera en muchos casos el despojo), la que certificará la legalidad de la propiedad de lo que se va a adquirir, pues es natural que con dineros del erario no se podrá comprar tierras "conseguidas" de manera ilegal.


El segundo aspecto al que me refiero es cómo en el 39 congreso de Fedegán, Petro hace las respectivas reflexiones sobre la responsabilidad del gremio en el cambio climático y el efecto invernadero; en vez de salir abucheado, es aplaudido, porque de manera sagaz ofrece a su presidente (y la asamblea acepta) ser participante principal en el equipo gubernamental a negociar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).


Que Otty Patiño sea el jefe negociador; los congresistas Iván Cepeda y María José Pizarro hagan parte del equipo; con la participación de un gran líder afro como lo es Carlos Rosero del Proceso de Comunidades Negras PCN; dos exmilitares y la presidenta de la Cámara de Comercio; indica esa gama de responsables y la voluntad del gobierno de aspirar a traer hacia nuestra frágil, pero nuestra al fin y al cabo, democracia, a la hoy guerrilla más antigua del mundo.


Comprar la tierra al gremio ganadero y nombrar a su presidente como negociador gubernamental es una jugada a dos bandas: integra y neutraliza reacciones de fuerza ante consensos e iniciativas.


Camino a la Paz Total.


 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.