• Web

La disputa por La Guajira

Cielo Gnecco, la madre y primera dama del actual gobernador del Cesar, dijo en una fiesta el 2 de febrero: “Ahora vamos por la Guajira, para que aprendan que a Kiko Gómez se respeta”. No era para menos, la matrona del Cesar había organizado una serie de alianzas políticas que le permitieron barrer en las elecciones parlamentarias del pasado 9 de marzo y además busca reconquistar la Gobernación de La Guajira luego de la captura y destitución del exgobernador Francisco Gómez Cerchar.

En apenas unos días se celebrarán en el departamento de La Guajira las elecciones atípicas que permitirán la elección de un nuevo gobernador que termine el periodo hasta el 31 de diciembre del año 2015. Cómo era de esperase, la competencia electoral es intensa. Sin embargo, de un total de 15 candidatos quedan en competencia cuatro, dos de ellos son los más opcionados: José María Ballesteros y Wilmer González. Ambos candidatos cuentan con el apoyo de las estructuras políticas más importantes de La Guajira y ambos tienen apoyos de mafiosos y criminales.

José María Ballesteros es hijo del actual senador Jorge Ballesteros, quien termina su periodo el 20 de julio del 2014. El senador Ballesteros tiene una historia larga con vínculos y amistades mafiosas. Por ejemplo, es el tío del hombre Malboro o Santander Lopesierra. Jorge Ballesteros Bernier es hermano de Samuel  Lopesierra Bernier (conocido como Sampi y el papá del hombre Malboro), son hermanos de madre, la cual era conocida como la Neca Bernier. José María Ballesteros (Chema) es heredero de la casa política Ballesteros que ha sido sostenida por la mafia que administraba el hombre Malboro, pero hasta el momento no se le asocia con participación directa dentro de la mafia del hombre Malboro.

En todo caso, el apoyo más cuestionado de José María Ballesteros es el de Kiko Gómez, quien ha movido toda su maquinaria para garantizar la elección. Igualmente, el recién elegido representante a la Cámara Antenor Durán quien contó con el apoyo de Gómez, también hace parte de estos soportes. Las actividades ilícitas de la familia Durán Carrillo se remontan a la época de la llamada Bonanza Marimbera, entre los años 70 y principios de los 80. Antenor Durán fue socio de su tío Calixto Carrillo conocido popularmente como Caito Carrillo quien fue un contrabandista y marimbero muy reconocido que ostentaba la fama de ser uno de los marimberos más ricos de la época.

Según fuentes del periodista Gonzalo Guillén, Chema Ballesteros habría sido el encargado de pagar el dinero a sicarios de la oficina de cobros de un reconocido ‘San Andresito’ de Bogotá para atentar contra la electa senadora Claudia López, el periodista Gonzalo Guillén y los investigadores León Valencia y Ariel Ávila, situación que fue denunciada a la Fiscalía General de la Nación por el propio periodista.

El otro gran apoyo de Chema Ballesteros es la casa de los Gnecco, quienes controlan el departamento del Cesar. La familia Gnecco logró posicionar a José Alfredo Gnecco como una de las mayores votaciones al Senado por el partido de la U. La llave de José Alfredo en la cámara en La Guajira era Antenor Durán y en el departamento del Cesar al mejor estilo de la época paramilitar, aunque esta vez sin proselitismo armado, se dividió el departamento en una serie de “distritos electorales”. Así grupos de municipios les fueron adjudicados a diferentes candidatos a la Cámara. En total, los Gnecco lograron tres de las cuatro Cámaras del departamento. Los distritos