Julián Bedoya Pulgarín, el nuevo barón electoral en Antioquia



Julián Bedoya Pulgarín con tan solo 34 años y en menos de seis años,  se ha convertido en el barón electoral de uno de los departamentos más importantes del país. Inició su carrera política al lado de Eugenio Prieto Soto, senador y excandidato a la alcaldía de Medellín, quien le dio el aval para aspirar a la Asamblea de Antioquia en 2011. En su primera aspiración política obtuvo 25.037 votos, siendo el quinto diputado más votado del Partido Liberal, desde entonces se perfiló como un fenómeno electoral en el departamento.

Hoy es el actual Presidente de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Bedoya Pulgarín comenzó a demostrar de lo que es capaz políticamente desde su cargo como diputado de la Asamblea Departamental de Antioquia, desde donde quiso dar un Golpe de Estado al presidente de la corporación Héctor Jaime Garro, mediante una jugada jurídica, revocada más adelante por el Tribunal Administrativo de Antioquia. Esta mala jugada que quiso dar,  provocó su expulsión del Liberalismo Socialdemócrata.

Una segunda jugada que lo pondría en la picota pública  fue las infiltraciones al  consejo de redacción del noticiero Teleantioquia Noticias, orquestadas por Adolfo León Palacio, su socio político, discípulo político del excongresista Cesar Pérez García, condenado a 30 años de prisión por la masacre de 43 campesinos en Segovia, Antioquia en 1988. Con dichas grabaciones pretendieron tumbar al entonces director del noticiero, Juan Pablo Barrientos, hecho que fue calificado como “un grave atentado a la libertad de prensa”.

Durante el tiempo en que ocupó el cargo de  diputado de Antioquia,  Julián Bedoya se encargó de fortalecer su equipo