Jorge Ramos y su lucha por la libertad de preguntar

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


Jorge Ramos Ávalos, periodista mexicano-estadounidense de la cadena Univisión, ya es reconocido por incomodar a los mandatarios de la región con sus preguntas e intervenciones. El último episodio se registró con el presidente Maduro en Venezuela. Lo que ocurrió allí la noche del lunes, fue la retención y el intento de censura de manera arbitraria por parte del gobierno venezolano contra un equipo periodístico.


Ramos y Maduro, otro episodio de censura contra la prensa


Este lunes, después de los violentos episodios del fin de semana en la frontera colombo-venezolana con la entrega de ayudas humanitarias, y la posterior reunión del Grupo de Lima para tomar decisiones con respecto a esos acontecimientos, Jorge Ramos y su equipo de Univisión se dirigieron al palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, para entrevistar al presidente Nicolás Maduro.


Sin embargo, cuando transcurrían 17 minutos de entrevista el mandatario venezolano decidió cancelarla de manera inmediata. Ramos contó a Univisión, que la entrevista se estaba desarrollando en un aire tenso, esto debido a las preguntas puntuales que le formuló el periodista a Maduro sobre la grave crisis que está atravesando el vecino país. Sin embargo, el punto de quiebre del encuentro periodista-presidente fue un video que Ramos mostró a su entrevistado.


En las imágenes que indignaron al presidente Maduro, se aprecia a unos jóvenes esculcando basura en unos contenedores, para luego extraer comida de las bolsas y llevársela a la boca. Justamente, después del altercado por el video, llegó Jorge Rodríguez, ministro de comunicaciones de Venezuela, quien le aseguró a Ramos que la entrevista no estaba autorizada. Acto seguido, Ramos fue conducido a un cuarto de vigilancia en donde lo despojaron del material de trabajo y de los celulares.


Ramos y su equipo de trabajo fueron retenidos entre las 19.00 y las 21.30 hora local. A esta hora, el periodista denuncia que su material fue robado por el gobierno venezolano y recibió la orden de deportación inmediata impartida por el presidente Maduro.


Este es el mensaje que Jorge Ramos le envía a los periodistas: «Hoy vengo aquí a pedirles -no, más bien a rogarles- que no sigan las instrucciones de sus gobiernos, que se rehúsen a creer muchas de las cosas que aprendieron en las escuelas de periodismo, que no siempre le hagan caso a sus padres y maestros, y que no sigan al pie de la letra los preceptos de lo que se supone debe ser un reportero respetable. Hoy vengo a pedirles que desobedezcan».


Otros casos: Uribe molesto y Trump lo expulsa de rueda de prensa


Esta no es la primera vez que un mandatario continental interfiere en el trabajo periodístico de Ramos. Para octubre de 2012 ya habría sufrido la increpación del expresidente Álvaro Uribe, en una entrevista sobre el libro “No hay causa perdida”. En dicha entrevista, Uribe se enfureció cuando Ramos le preguntó “La realidad, señor Uribe, es que usted ha sido el presidente colombiano con más funcionarios procesados, cerca de una decena. Es difícil de creer que estuvo tan mal acompañado y que usted nunca se enteró”. El expresidente y senador por el Centro Democrático le reprendió diciendo “No, mira, Jorge, lo que pasa es que parece que no me estuvieras entrevistando sino acusando”.


Cinco años después, en el marco del Festival Gabo en Medellín —en donde Ramos recibió ‘El Premio a la Excelencia Periodística’— el periodista de Univisión se refirió a la entrevista que sostuvo con Uribe, de la cual dijo “Nunca más volví a conversar con él.

Nunca más. Pero nuestro trabajo es hacer preguntas difíciles, y si tú no las haces, nadie más las va a hacer (…) En los casos de gente con mucho poder, como Uribe, creo que esa es la actitud más saludable”.


El periodista también sufrió la furia del presidente más poderoso del mundo, Donald Trump. El actual presidente de Estados Unidos echó de una rueda de prensa a Jorge Ramos. En esa oportunidad, la pregunta que molestó al magnate estadounidense fue sobre el tema de estigmatización de la comunidad latina, justamente con los discursos que abanderaba Trump en su campaña ‘Make America Great Again’.


El suceso se desató cuando Ramos señalo que tenía una pregunta sobre inmigración, a lo que Trump respondió «Ok, ¿quién es el siguiente?»(…) «Siéntate, no te di el turno. Siéntate, siéntate». Jorge Ramos le respondió que él estaba en su derecho a preguntar, sin embargo, Trump le decía que se regresara a Univisión mientras Ramos era retirado por un guardaespaldas.


León Valencia, director de la Fundación Pares, envió a través de su cuenta en Twitter el siguiente mensaje: «Jorge Ramos ha demostrado una vez su independencia y ahora ha logrado que lo defiende la derecha que no dijo nada cuando Donald Trump lo expulsó de uno de sus eventos.»


Pronunciamiento de la Fundación para la Libertad de Prensa FLIP


A través de un comunicado, las Organizaciones en defensa de la Libertad de Expresión y el periodismo a nivel mundial, condenan la intimidación y la censura de Nicolás Maduro a periodistas de Univisión. “Esta detención constituye una violación grave a la libertad de prensa y afecta el derecho a la libertad de información en el desarrollo de hechos que son de interés global.” Enfatizan las organizaciones.


En ese sentido, el pronunciamiento condena con vehemencia lo ocurrido contra el periodista Jorge Ramos y su equipo de trabajo “La arbitrariedad de este acto de censura se agrava al ocurrir en el curso de una entrevista con el mismo Nicolás Maduro y en la sede histórica del gobierno venezolano y el decomiso del material periodístico, incluyendo cámaras y teléfonos celulares, configura un acto de censura continuado en el tiempo hasta tanto no se proceda a su devolución.”


¿Quién es el dueño de la entrevista?


Daniel Coronell, periodista colombiano y compañero de Ramos en la cadena Univisión, plantea el debate a través de la pregunta ¿quién es el dueño de la entrevista? “Lo más importante es la vida de las personas. En segundo lugar quiero invitarlos a que opinen quién es dueño de una entrevista? ¿El entrevistado? ¿El entrevistador? ¿Los ciudadanos?” dice Coronell a través de su cuenta de Twitter.


Otros comunicadores ya han intervenido en el debate planteado. Felix de Bedout, periodista y presentador del noticiero Univisión, manifestó “Un entrevistado tiene derecho a molestarse con una pregunta, a no responder alguna pregunta, a levantarse y terminar la entrevista. A lo que no tiene derecho, en democracia, es a retener periodistas y quitarles su material de trabajo.”


Lo anterior teniendo en cuenta que el respeto por la libertad de prensa es un requisito imprescindible y prioritario en la práctica y desarrollo de la democracia en los países.