Buscar

Ituango: 15 mil campesinos ‘secuestrados’

Por: Sergio Saavedra. Periodista Pares.


La situación de las veredas que componen el Cañón de Santa Lucía y del 90% de Ituango es, por un lado, tener a las disidencias de FARC ordenando el desplazamiento forzado y, por el otro, a los paramilitares de las AGC amenazando a las comunidades para que no abandonen sus casas a riesgo de prenderles fuego a éstas.


Mientras el presidente de la República, Iván Duque, celebra y se adjudica haberle ‘cumplido’ al país con la traída de 50 mil vacunas de Pfizer ante los noticiaros; en el municipio de Ituango las comunidades, las autoridades, las organizaciones de Derechos Humanos claman por la atención pues el 90% de su población —que viven en la zona rural— se encuentra secuestrada en sus casas. Las comunidades campesinas se encuentran prácticamente incomunicadas por las restricciones que están imponiendo las disidencias de las Farc y los paramilitares en las zonas rurales.


Asimismo, La Red de Organizaciones Sociales y Campesinas del Norte de Antioquia (REDOSC) advierte un inminente riesgo de desplazamiento forzado en los corregimientos de Santa Rita y La Granja. Esto se suma a que en el municipio de Sabanalarga —al occidente de Antioquia— tanto en las zona urbana y rural del municipio amanecieron las fachadas de las casas con las siglas de las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia). L


En el norte del departamento de Antioquia —a 1550 metros sobre el nivel del mar— recostado sobre la cordillera occidental colombiana, bañado por el río Cauca, en lo alto de la región montañosa; no llegó la paz prometida. Lejos de eso continúan reproduciéndose de la manera más impune las escenas más dolorosas de la guerra.


Para el Gobierno Nacional se “volvió paisaje” ver escenas que demuestran que la paz le fue negada al municipio. Escenas como las de hace una semana cuando, por ejemplo, 121 docentes y directivos docentes que ganaron el concurso de la Comisión Nacional del Servicio Civil para ocupar distintos cargos en la zona.


O como las del pasado 15 de julio de 2020; cuando 82 hombres y mujeres firmantes de paz tuvieron que huir del ETCR Román Ruíz de Santa Lucía a Mutatá. Sin inmutarse el Gobierno Nacional ve como este 2021 cerca de 15.000 campesinos entre niños, niñas, jóvenes, mujeres, hombres y adultos mayores quienes se encuentran atrapados por la violencia. Sin transporte público de entrada y salida de las zonas rurales; bajo la amenaza de que el bus que se mueve será incinerado.


Es importante insistir que en Ituango se disputa uno de los lugares en donde se adelantan de los procesos de memoria más fuerte en contra de cierta clase política. Hidroituango, el ‘megaproyecto’ paisa en el que —por ejemplo— son 17 municipios que rodean el río Cauca en Antioquia y donde se han perpetrado alrededor de 110 masacres y se registran 2.345 víctimas de desaparición forzada.

Tan larga como lamentable es la lista de escenas


***


De acuerdo con Mauricio Mira, alcalde de Ituango, señaló que son 101 familias desplazadas del Cañón de Santa Lucía, 70 familias de Quebrada del Medio, 22 familias del Alto Limón y nueve (9) familias de El Quindío. En el caso urbano hay 54 personas siendo atendidas por la administración, el resto decidió ir con sus familias, según señaló Mira.


Una situación que cada vez puede ser peor


La Red de Organizaciones Sociales y Campesinas del Norte de Antioquia (REDOSC), ha alertado que la “situación de orden público es cada vez más compleja en el municipio de Ituango. A esta hora La totalidad de las veredas están aisladas del casco urbano mientras las comunidades son desplazadas y confinadas. Hay temor de que esta situación se extienda al Cañón del Inglés.”

Asimismo, a través de la comunicación que ha podido establecer Pares durante el fin de semana en el sector; la orden de las disidencias del Frente 18 habrían amenazado al sector del transporte en busca de evitar que ingresen personas. “Que nadie entre, sólo que salgan”. Incluso, Pedro Rivera — asesor comercial de la empresa Coonorte en Ituango— dijo en los micrófonos de Caracol Radio que han llegado “llamadas diciendo que no se podían despachar vehículos. Todas las veredas del municipio están sin transporte prácticamente, Santa Rita, La Granja, Pascuitá, Quebrada del Medio, Santa Lucía, El Inglés, El Cedral, el Tinto, Florida, Guacharaquero, todas.”


De acuerdo con información que ha podido establecer el Proceso Social de Garantías para la labor de las y los defensores de Derechos Humanos en Antioquia (PSG-GarantiasDDHH); un grupo de paramilitares, provenientes del departamento de Córdoba, han arribado al Alto de San Agustín Leones, mientras tanto, un considerable número de hombres del Grupo Armado PostFARC (GAPF) Frente 18 han cruzado hacia el Cañón del inglés y Santa Lucía de Ituango.

Alrededor del medio día el PSG-Garantias DDHH señaló: “Exhortamos a las autoridades para que se prevenga la posible ocurrencia de una masacre y otros hechos de violencia contra la población.”


Comunicado de la REDOSC


La REDOSC ha alertado a las autoridades sobre la situación que hoy por hoy tiene a las comunidades de la zona rural de Ituango entre el desplazamiento y el confinamiento. Según lo expresado por la Red durante los primeros días de febrero los grupos armados se estaban concentrando en el Cañón de Santa Lucía y el Cañón del Inglés. En cercanías a la vereda de Singo, Las Cuatro, Miranda, Los Sauces, Quebrada del Medio, Candelaria Alta, Santa Lucía, El Río y El Quindío. Esta información fue advertida días antes por la REDOSC en la que se resaltaba el grave riesgo que corría la población. Hoy es un hecho y no se sabe con claridad cuáles son las posibles medidas del Gobierno para atender la situación en Ituango.


Conforme a lo expresado por la REDOSC “Lo que actualmente ocurre en Ituango, especialmente en la frontera occidente del Nudo del paramillo es lo siguiente: la Guerra por el control de este Municipio y Parte del nudo del paramillo podría definirse en los próximos meses en la frontera occidente. Por ello Mientras las AGC refuerza sus posiciones para intentar recuperar el cañón de Santa Lucía, las FARC concentran sus hombres para impedir el avance de los mismos. 20 veredas se encuentran en alto grado de vulnerabilidad y cerca de 1.200 campesinos en riesgo por la siembra de minas antipersona, señalamiento, presiones, asesinatos selectivos, desplazamientos y el riesgo que representa la confrontación armada cerca a las veredas o en las mismas.”


Asimismo, la REDOSC ha señalado que “todo apunta a que los hechos mas violentos que podría traer consigo la perdida de la guerra por uno de los actores armados en el municipio de Ituango van a concentrarse en la frontera occidente del nudo del paramillo. Durante casi 6 meses el control territorial por parte de las disidencias lo había asumido estructuras dé milicias, ahora son propiamente estructuras de las FARC que se han denominado comisiones de orden público quienes están asumiendo el control social y territorial en Ituango y por ende han aumentado los hechos de violencia y de confrontación con las AGC. Al punto que las principales entradas del municipio de Ituango están marcadas con siglas de “FARC-EP””.


Por su parte, “las AGC al parecer estarían intentando adelantarse a una posible ofensiva de las disidencias en la frontera occidente del Paramillo buscando alejarlos lo mas posible de la misma con acciones de guerra en las zonas de operación de ellos por ello entraría en disputa nuevamente el Cañón de Santa Lucía”, precisan.

Sobre la disputa en Ituango


Como se ha venido advirtiendo con Pares, para la REDOSC es importante que las autoridades tengan en cuenta los hechos que continúan sucediendo en Ituango analizando las dinámicas de violencia en la gran región del Nudo del Paramillo.


Ituango tiene el 52% de su territorio entre el Paramillo. Esta gran región es una de las zonas de reserva natural más importante del país y cuenta con el Parque Natural Paramillo que tiene una extensión aproximada de 504.014 hectáreas y —según Parques Naturales— tiene “ecosistemas de selva húmeda tropical, planos inundables, bosques andinos y subandinos, humedales y páramos.” Precisamente, entre los actores que se disputan el Nudo de Paramillo se calcula que pueden haber cerca de 4.000 hombres, incluyendo la Fuerza Pública.


Apuestas de disidentes y paramilitares en el Nudo de Paramillo


Es una guerra para hacerse control del Nudo de Paramillo. Tal como lo ha advertido la REDOSC, para las AGC lograr el control significaría una hegemonía militar en Antioquia, con la posibilidad de expandir nuevos territorios. Asimismo, ya que las AGC están en guerra en el Bajo Cauca y en el departamento del Chocó; consolidar su poder en el Nudo de Paramillo los ubicaría estratégicamente en un lugar que les da capacidad de maniobra entre los dos frentes de guerra.


Por su parte, de acuerdo con la REDOSC, para los GAPF que operan en esta región; hacerse al control del Paramillo significaría “el inicio de la reconstrucción del antiguo Bloque Efraín Guzmán y el inicio de la retoma de las subregiones del Norte, Occidente, Nordeste, Urabá, parte del Bajo Cauca y el Chocó.”


*Las fuentes consultadas en este artículo son protegidas bajo el anonimato por el riesgo que corren en la región*