Historias de resistencia juvenil en Medellín

Por: Colombia Joven y Conflictos asociados al desarrollo-Pares


La capital antioqueña ha pasado de la violencia generada por el surgimiento de los carteles del narcotráfico en los 70, a la guerra por la ciudad que desató el Cartel de Medellín en los 80, a la urbanización del conflicto armado de paramilitares y guerrillas en los 90 y principios de los 2000, a la más reciente guerra entre herederos de las estructuras del narcotráfico. En medio de estas violencias, los jóvenes han sido víctimas y victimarios. ¿Cómo reconstruir el tejido social de la población que más ha puesto muertos?

Medellín tiene una tradición de organización y movimientos juveniles muy fuerte: fue la primera ciudad en tener una Secretaria de Juventud dentro de la administración municipal. Esto toma un papel protagónico a nivel nacional, ya que incide en lo enunciado en la Ley de Juventud (Ley 375 de 1997) y en la Política pública de Juventud en el año 2000 (actualizada en el 2014).

La población joven de la ciudad de Medellín en 2018 representa cerca de una cuarta parte del total de la población. Los jóvenes son un poco más de 540 mil personas, frente a 2,5 millones del total, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).  

El universo de organizaciones y grupos juveniles en esta ciudad es bastante extenso, la Secretaria de Juventud tiene un registro de más de 300. La mayoría se concentran en la zona urbana de la ciudad, específicamente en las comunas donde se presentan mayores problemáticas sociales, delincuenciales y de violencia; situación que ha movilizado a la cooperación internacional alrededor de estos procesos, realizando intervenciones y despliegues que han redundado en un fortalecimiento de la asociatividad juvenil. Las comunas a las que se hacen referencia son la 13, 8 y 3. En estas, según datos de la Secretaria de Juventud, la juventud tiene un peso poblacional importante comparado con otras comunas de la ciudad.

Muchas de