Hacen falta garantías para el partido FARC

Por: Mateo Quintero, Redacción Pares


El pasado 7 de noviembre, la bancada alternativa del Congreso emitió un comunicado de prensa en el que afirmaba su preocupación frente a “las acciones criminales contra los miembros y dirigentes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC”. El comunicado fue suscrito debido a que el Consejo Político Nacional del nuevo partido denunciara atentados, amenazas y operativos de persecución en su contra.

El documento reza, además, que la situación es alarmante. Pues, desde la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016, han sido asesinados alrededor de 80 excombatientes. Frente a estas preocupaciones también se suma el intento de asesinato perpetrado el pasado domingo en la ciudad de Medellín contra Fancy Urrego, además del presunto plan para asesinar a los líderes de ese partido descubierto por la Policía Nacional. Por otro lado, también se encontró un vehículo sospechoso estacionado cerca a la casa del senador Julián Gallo y a un policía disfrazado de indigente tomando fotografías en las inmediaciones de la Cooperativa Ecomún.

Ante esta situación, la Comisión de Paz del Senado, encabezada por los congresistas María José Pizarro, Roy Barreras e Iván Cepeda, expresó su apoyo luego de las denuncias establecidas por el Partido FARC. Se dejó constancia en plenaria de senado sobre los más de 80 asesinatos de militantes de la FARC que están aún en la impunidad.

La Comisión de Paz del Senado también instó al presidente Iván Duque y a la comunidad internacional para queden garantías de vida y de ejercicio político a los integrantes del nuevo partido FARC, creado a partir de la firma del Acuerdo de Paz. Los senadores que hacen parte de esta Comisión también hicieron especial llamado a la Fiscalía General de la Nación para que develen la autoría material e intelectual de estas amenazas y atentados. El pronunciamiento fue firmado además de los integrantes de dicha comisión, por senadores de todas las bancadas que tienen asiento en el Congreso.

Por otro lado, recientemente, la Comisión de Paz del Congreso visitó el ETCR ubicado en Mutatá, Antioquia, allí escucharon los inconvenientes que, hoy por hoy, tiene la implementación del Acuerdo. Una de las principales preocupaciones de los excombatientes tiene que ver con la falta de recursos; pues esto ha generado que el acceso a tierras sea limitado, así como el acceso a proyectos productivos. Pese a esto, su compromiso de mantenerse dentro de lo pactado con el Gobierno sigue en pie.

Según el senador Richard Aguilar, copresidente de la Comisión de Paz, los excombatientes tienen preocupación frente a las inversiones que tienen que llegar para sacar a flote los proyectos productivos.El senador también manifestó que a los exguerrilleros no se les han entregado las tierras acordadas ni los 8 millones destinados para realizar los proyectos. Respecto a esto, el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, destacó el compromiso de los exguerrilleros, pero le pidió al Gobierno a destinar los recursos comprometidos para la implementación.

Además de esto, las agresiones contra los exmiembros de la extinta guerrilla no son nuevas. Cabe recordar los constantes ataques y agresiones que sufrió Rodrigo Londoño en su campaña presidencial. Según la última encuesta de Invamer para SEMANA, Caracol TV y Blu Radio, más del 70 por ciento de los colombianos tiene una imagen negativa de Timochenko, más del 85 por ciento no ve con buenos ojosa la FARC, y un poco más de la mitad no cree que el acuerdo de paz traerá cosas positivas.