Gustavo Petro: en manos del Consejo de Estado

Por: Mateo Quintero, Redacción Pares


Recientemente, el magistrado del Consejo de Estado, Oswaldo Giraldo, tumbó la decisión del Tribunal de Cundinamarca que había suspendido la sanción económica contra Gustavo Petro impuesta por la Contraloría en el año 2016. Así entonces, el ente estatal revivió la sanción que tenía en veremos la curul del excandidato presidencial en el Senado de la República.

Todo empezó en octubre de 2016, cuando la Contraloría Distrital le impuso una multa a Gustavo Petro por $97.650 millones por los problemas con la implementación del nuevo sistema de aseo para la capital. Pues los camiones que se compraron en el año 2012 para adelantar ese proceso no cumplieron con las especificaciones requeridas y presentaron graves fallas técnicas.

A esto se suma otra multa de $200.000 millones impuesta por el mismo ente de control en noviembre de 2017 al hoy senador. Esa multa se debe a la decisión que tomó el entonces alcalde de Bogotá de reducir los pasajes de Transmilenio, pues, para el entonces Contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados, Petro incurrió en detrimento patrimonial. Ante estas dos multas, en noviembre de 2017, el Tribunal de Cundinamarca falló a favor de Gustavo Petro y mediante una medida cautelar se levantó, de manera provisoria, la multa fiscal.

Teniendo en cuenta estas dos multas, se aplicaría el parágrafo del artículo 38 de la Ley 734 de 2002 y parcialmente la Ley 610 del 2000. Esta ley impide ocupar cargos públicos a las personas que han sido declaradas fiscalmente responsables por la Contraloría General de la República.

Esto pone en vilo la curul obtenida por Gustavo Petro mediante el estatuto de oposición. Ese estatuto dicta que los candidatos a Presidencia y Vicepresidencia que obtengan el