Grupos de derechos humanos rechazan golpe en Bolivia

Por: Redacción Pares


Según la definición clásica, un golpe de Estado es la interrupción inconstitucional de un jefe de Gobierno por parte de otro agente estatal. En el reciente caso de Bolivia el mandato del presidente fue interrumpido por parte de las fuerzas armadas bolivianas. «Morales cambió el país, hizo cosas extraordinarias, pero prolongó demasiado su mandato y las élites tradiciones estaban al acecho, capitalizaron la inconformidad, le están cobrando su revolución.» indicó León Valencia, director de Pares.


En ese sentido, un grupo de organizaciones defensoras y promotoras de derechos humanos latinoamericanas manifestaron «repudio y preocupación ante el Golpe de Estado instaurado en nuestro hermano pueblo de Bolivia bajo la modalidad de “invitación a la renuncia” por parte de las fuerzas armadas bolivianas y la violencia azuzada por los golpistas comités cívicos que se están llevando a cabo en estas horas contra los integrantes del gobierno, violencia en la que se juegan la vida y la salud sectores populares del oficialismo y de la oposición.»


A través de un comunicado difundido por internet, afirman que «Condenamos las nuevas prácticas de violencia para derrocar gobiernos e intervenir en la autodeterminación de los pueblos que se están dando en nuestra región lo cual nos regresa a los años más oscuros de nuestro reciente pasado.»