top of page
  • Redacción Pares

«Es impresionante el trabajo realizado por la JEP» ONU

Por: Redacción Pares


En el último informe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, revelado ayer jueves, el organismo internacional, en cabeza de su secretario General, Antonio Guterres, felicita la labor desempeñada hasta ahora por la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP, y señala con contundencia, que es indispensable y espera que se sancione su Ley Estatutaria. Fuerte llamado de atención al Gobierno Nacional.


La ONU felicita la labor desempeñada hasta ahora por la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP, y señala con contundencia, que es indispensable y espera de que se promulgue su Ley Estatutaria.

Esta Ley, señala la ONU, será la base fundamental de su labor, ya que la Jurisdicción Especial para la Paz se ha esforzado por asegurar a todas las partes implicadas que está determinada a seguir desempeñando las funciones que le fueron encomendadas por la Constitución.


Las víctimas sí han sido escuchadas: ONU


La Jurisdicción Especial para la Paz ha comenzado a trabajar en siete casos que considera que son representativos del conflicto armado y se refieren a hechos que afectaron a aproximadamente 820.000 víctimas.


Dos de los casos se abrieron en el período que abarca el informe. Las víctimas han tenido la oportunidad de presentar informes y material de apoyo en relación con sus casos, lo que constituye una dimensión innovadora del proceso de paz en Colombia.


A la espera de que se promulgue su Ley Estatutaria, que será la base fundamental de su labor, la Jurisdicción Especial para la Paz se ha esforzado por asegurar a todas las partes implicadas que está determinada a seguir desempeñando las funciones que le fueron encomendadas por la Constitución.

«En verdad, el impresionante y cada vez más amplio trabajo de la Jurisdicción Especial se ve eclipsado en ocasiones por los polarizantes debates mantenidos sobre su función.» indica el informe.

Holmes Trujillo, fue por lana y salió trasquilado


El 12 de marzo, manifiesta la ONU en cabeza de su Secretario General, el Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo García, viajó a Nueva York para explicar detalladamente las objeciones del Presidente.


«Tomé nota de los motivos de la decisión del Presidente, destaqué la importancia de la Jurisdicción Especial para la Paz y reiteré las preocupaciones expresadas por las Naciones Unidas con respecto a la incertidumbre que rodeaba la aprobación de la Ley Estatutaria.» señaló Guterres.


«También transmití al Ministro, añade el alto funcionario, mi esperanza de que se actuara prontamente para asegurar que esa base jurídica entrara en vigor lo antes posible, a fin de que se garantizaran los derechos de las víctimas y la seguridad jurídica de todas las partes involucradas.»

En una declaración conjunta, la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia y el sistema de las Naciones Unidas en Colombia habían lamentado que, más de dos años después de la firma del Acuerdo Final, la Jurisdicción Especial para la Paz aún no contara con una Ley Estatutaria.

Un regaño para el Fiscal General


El primero de marzo, señala el documento, la Fiscalía General anunció la detención de cinco personas, entre ellas un fiscal adjunto de la Jurisdicción Especial para la Paz, por delitos de soborno y narcotráfico.


En un primer momento la Fiscalía afirmó que con el soborno se pretendía influir en el caso de Jesús Santrich, pero posteriormente se retractó.


En ese sentido, la Procuraduría General tampoco encontró ninguna prueba que respaldara esa acusación, dice la ONU, y el fiscal principal de la Jurisdicción Especial para la Paz confirmó que su oficina no había tenido nada que ver en el proceso de Santrich.


Situación de líderes sociales sigue siendo crítica: ONU


«Sigo profundamente preocupado por los continuos ataques contra líderes sociales y contra defensores y defensoras de los derechos humanos y pido que se adopten medidas rápidas para evitar nuevos asesinatos y para llevar a los autores ante la justicia», enfatizó el alto funcionario de la ONU.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, en el período que abarca el informe se denunció el asesinato de 29 personas, incluidas 4 mujeres.


Hasta la fecha se han verificado seis de esos casos. La Oficina ha identificado un total de 226 casos desde la firma del Acuerdo de Paz. Muchas de las personas asesinadas eran miembros de las juntas de acción comunal, líderes de organizaciones de víctimas, personas que participaban en aspectos del Acuerdo de Paz, como el programa de sustitución de cultivos ilícitos, o personas involucradas en reclamaciones de restitución de tierras.


Los departamentos de Antioquia, el Cauca y Norte de Santander han sido los más afectados. La mayoría de los ataques fueron cometidos por grupos armados ilegales y organizaciones criminales, y un número menor puede atribuirse a la delincuencia común.


«Como señalé en diciembre (S/2018/1159), los líderes indígenas y la población de los territorios étnicos, especialmente en el Cauca y Nariño, se han visto afectados de manera desproporcionada por las disputas entre actores armados ilegales por el control del territorio y los cultivos ilícitos. » finalizó explicando el Secretario General de la ONU.

bottom of page