top of page

En Magdalena Fuerza Ciudadana domina, pero arrastra sombras que recuerdan a los viejos clanes

Por: Óscar A. Chala, Investigador Nacional

@AleKolomonosov

Línea Democracia y Gobernabilidad



 

El panorama electoral del departamento del Magdalena hoy está marcado por la puja existente entre Fuerza Ciudadana y los partidos políticos tradicionales de la región, representados por Cambio Radical y el Partido Liberal.

 

Mientras que el caicedismo logró capitalizar el descontento ciudadano frente al dominio del clan Cotes desde hace una década y se convirtió en un movimiento con gran fuerza electoral, los partidos tradicionales han comenzado a atravesar un período de debilitamiento provocado por los escándalos de corrupción, el desgaste político y el riesgo ante la pérdida de sus bastiones electorales históricos. Sin embargo, la atomización del Pacto Histórico a nivel local, sumado al surgimiento de algunas candidaturas independientes, abre la posibilidad de que emerjan nuevos liderazgos en la arena política departamental, aunque intimidados por el peso burocrático de Fuerza Ciudadana y el control territorial de los partidos tradicionales.


 

Los resultados de las elecciones presidenciales y legislativas de 2022 muestran que Fuerza Ciudadana posee las mayores posibilidades de quedarse con la Gobernación y la Alcaldía de Santa Marta. No obstante, acusaciones de reproducir presuntas prácticas clientelares y apoyar candidaturas cuestionadas en algunos municipios, ponen en duda la transparencia del movimiento a la hora de hacer política.

 

Mientras tanto, la debilidad del Pacto Histórico a nivel local contrasta con el arrollador triunfo presidencial de Gustavo Petro en la región, lo que implica la incapacidad del bloque de Gobierno por capitalizar sus propios votos y la consolidación de una alianza incómoda con el caicedismo, con el que se distancia cada vez más a medida que pasan las semanas.


 

El panorama electoral del Magdalena se vislumbra complejo. La historia de corrupción política del departamento choca con el surgimiento de nuevos actores que buscan oxigenar la arena política. Sin embargo, las prácticas tradicionales parecen resistir al cambio.

 

Antecedentes electorales


De la comparación entre los datos electorales de las votaciones legislativas y presidenciales de 2022 puede entenderse que Fuerza Ciudadana como partido político es la que articula y contiene dentro de sí la mayor parte del voto hacia Gustavo Petro en el departamento, del mismo modo que se consolida como la segunda fuerza política en Senado y la cuarta en Cámara de Representantes, lo que puede sustentar la confianza de Caicedo y su partido por lanzarse a capitalizar aquellos votos a nivel local y departamental en este proceso electoral. De los 83.625 votos a Senado que obtuvo Fuerza Ciudadana en el departamento, 41.410 se concentraron en Santa Marta. Igualmente, de esa totalidad de votos en el departamento, 67.210 fueron por Rafael Molina, de los cuales 32.881 fueron en la capital samaria.


No se puede decir lo mismo del Pacto Histórico, cuyo crecimiento se ha visto mermado por el ascenso de Fuerza Ciudadana como la principal opción alternativa en el departamento, y que no puede capitalizar en ningún sentido la cantidad de votos obtenidos por Petro en ambas vueltas de las presidenciales de 2022. Es tal su situación que, a pesar de los 123.257 votos obtenidos por Gustavo Petro en la consulta interpartidista del Pacto Histórico en marzo de 2022, en Senado la cantidad de votos hacia el bloque de centroizquierda fue de tan sólo 23.300, frente a los 32.963 votos obtenidos en Cámara, que le impidió superar el umbral y obtener una curul por el departamento.


Frente a los partidos tradicionales, la principal fuerza política es Cambio Radical, que posee fuertes bastiones políticos en, al menos, 7 municipios del departamento (ver Tabla No. 5), al mismo tiempo que logró convertirse en la primera fuerza política en Senado y la segunda en Cámara en las elecciones legislativas de 2022, y que logró tener una curul en Cámara por el departamento con Sandra Milena Ramírez, esposa del hoy candidato Franklin del Cristo Lozano de la Ossa –hijo de Franklin Lozano, uno de los firmantes del ‘Pacto de Chivolo’–, que fue destituida de la Asamblea Departamental del Magdalena por la Procuraduría General de la Nación debido a que tomó posesión del cargo estando inhabilitada. Ramírez votó afirmativamente algunos proyectos del Gobierno Nacional, como el Plan Nacional de Desarrollo, la Ley de Paz Total y la Ley de Presupuesto de 2023, pero en las últimas iniciativas ha votado negativo (Reforma Política; Ley de Regulación del Cannabis) o ha estado ausente (Reforma Tributaria).


El Partido Liberal aparece como la tercera fuerza política del departamento, con un caudal electoral por encima de los 80 mil votos y la administración de 5 alcaldías, que logró poner a Kelyn Johana González como representante a la Cámara. González ya fue representante liberal en el período 2014-2018 y en el período 2018-2022; es la esposa del ex-representante Rodrigo Roncallo, condenado por firmar el Pacto de Chivolo y quien sigue teniendo bastante incidencia política en el departamento, y ha sido apoyada por figuras políticas tradicionales, en especial por Mallath Martínez, actual candidata a la Gobernación por el Partido Liberal y principal contendora de Rafael Martínez, candidato de Fuerza Ciudadana.


Finalmente, el Centro Democrático emerge como la cuarta fuerza política del departamento en votaciones al Senado y la primera en Cámara, con 2 alcaldías. Su representante a la Cámara electo, Olmes de Jesús Echeverría De La Rosa, fue exalcalde de Zona Bananera (Sevilla) en el período 2016-2019 y tiene 3 investigaciones abiertas por la Procuraduría Provincial de Santa Marta, que en su mayoría se han quedado quietas desde 2021. La más grave acusación gira alrededor de unos hallazgos de la Contraloría sobre posibles irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en el municipio de Zona Bananera bajo su administración. Echeverría De La Rosa votó afirmativo a la Reforma Tributaria y a la Ley de Presupuesto de 2023, pero ha votado negativo a la mayoría de las iniciativas del Gobierno en la primera legislatura del Congreso (2022-2023).


Tabla No. 1: Resultados electorales en el departamento de Magdalena para las elecciones presidenciales de 2022

Elaborado por: Línea Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares).

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil


Tabla No. 2: Resultados electorales en el departamento de Magdalena para Senado (2022), discriminado por partidos políticos

Elaborado por: Línea Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares).

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil


Tabla No. 3: Resultados electorales en el departamento de Magdalena para Cámara de Representantes (2022),

discriminado por partidos políticos

Elaborado por: Línea Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares).

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil


Tabla No. 4: Candidatos a la Cámara electos en el departamento del Magdalena en 2022

Elaborado por: Línea Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares).

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil


Tabla No. 5: Número de alcaldías obtenidas por partidos, coaliciones y grupos significativos de ciudadanos (G.S.C.) en el departamento de Magdalena en elecciones locales de 2019

Elaborado por: Línea Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz & Reconciliación (Pares).

Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil


Panorama para la Gobernación del Magdalena


El 29 de julio se inscribieron 8 candidatos a la Gobernación avalados por la Registraduría Nacional. De ellos, 1 se ha retirado públicamente y 4 poseen cuestionamientos, tal como lo mencionó Pares en su último informe de candidatos cuestionados, publicado el 01 de agosto de 2023.


Entre los candidatos con mayor relevancia en este proceso electoral, se encuentran Rafael Martínez, con el aval de Fuerza Ciudadana y coaval de Pacto Histórico; Mallath Martínez, con el aval por firmas de su movimiento “Magdalena tiene futuro” y coaval del Partido Liberal y Cambio Radical; Franklin del Cristo Lozano De La Ossa, con el aval por firmas de su movimiento “Hagamos Grande al Magdalena” y coaval del Centro Democrático, Opción Ciudadana y ADA –quien extraoficialmente recibió el apoyo de Claudia Aarón y de Elizabeth Molina, que participaron en la encuesta que terminó eligiendo a Mallath Martínez candidata–; y Avismel Padilla Rodríguez, que se presentó con el aval de la Colombia Humana y concentra a la mayoría de los disidentes del Pacto que no apoyaron a Rafael Martínez en su candidatura.

En este panorama político, Fuerza Ciudadana pretende capitalizar el apoyo en votos que existe hacia Gustavo Petro, del mismo modo que encauzar el caudal electoral de las elecciones legislativas y presidenciales en la candidatura de Rafael Martínez, lanzándose en la conquista de nuevos bastiones electorales en municipios que tradicionalmente han sido administrados por Cambio Radical y el Partido Liberal, que son los contrincantes a vencer en la mayoría del departamento.


 

Lo interesante radica en que Martínez ha apelado a buscar alianzas con diputados departamentales y concejales municipales liberales en municipios como Plato y Chivolo para que apoyen su candidatura, lo que ha llevado a que el mismo Partido Liberal haya hecho varios llamados de atención frente al riesgo de que Fuerza Ciudadana elabore un bloque político más robusto con la colaboración de sus cuadros a nivel departamental y local.

 

Del mismo modo, según fuentes a las que Pares ha tenido acceso, existe la posibilidad de que algunos candidatos locales a Concejos municipales desde Fuerza Ciudadana estén apoyando candidaturas cuestionadas, especialmente en los municipios afectados por el ‘Pacto de Chivolo’.

Por otro lado, el bloque de fuerzas tradicional se ha plegado a la candidatura de Mallath Martínez, con el ocaso de los viejos clanes que han perdido fuerza en el departamento, en un proceso en el que sus estructuras se han derruido y dispersado tras la arremetida de Fuerza Ciudadana y de Carlos Caicedo como figura prominente que les desplazó políticamente a lo largo de la última década.


 

Martínez ha logrado concentrar apoyos inesperados en muchos sectores políticos del departamento, especialmente de sectores descontentos del Pacto Histórico con la decisión de apoyar a Rafael Martínez a la Gobernación, del mismo modo que de la mayor parte de las estructuras de Cambio Radical, en las que Mallath Martínez se ha asentado para tener un ascenso meteórico en los últimos días y volverse la candidata con mayor apoyo en las últimas encuestas a la Gobernación, con fecha de corte al 15 de agosto de 2023.

 

El Pacto Histórico, tal y como en otros departamentos de la región Caribe, se ha atomizado. En parte, esta división posee un fuerte carácter estructural debido a la forma como se construyó el Pacto a nivel nacional y sus tensiones con las lógicas regionales y locales, que responden a otras formas y procesos organizativos que el Pacto no ha tenido en cuenta a la hora de decidir sobre las candidaturas para este proceso electoral. Sin muchas posibilidades asomó la candidatura de Avismel Padilla, quien reflejó a un sector de la Colombia Humana descontento con apoyar a Rafael Martínez, y que decidió lanzarse al haber ganado la consulta interna entre las bases de su partido en el departamento. No obstante, Padilla terminó renunciando a inicios de septiembre para apoyar la candidatura de Mallath Martínez, en un giro inesperado que termina agotando las posibilidades de que una candidatura alternativa pueda emerger entre el Caicedismo y los partidos tradicionales. Según fuentes consultadas por Pares, aunque la Colombia Humana ha intentado mover sus propias listas al Concejo a nivel local, poseen muy poca fuerza frente a la maquinaria del caicedismo y al control territorial que aún poseen los partidos tradicionales en la mayoría de los municipios.


El resto de las candidaturas han tenido poca incidencia tanto en el debate público como en las encuestas, siendo particular el caso de Edgardo “El Nene” Pérez, quien hizo parte del Clan Cotes y fue alcalde de Ciénaga en el período 2016-2019, que no ha repuntado en la opinión pública del departamento. “El Nene” Pérez es uno de los precandidatos cuestionados dentro del Informe de Cuestionados publicado por Pares a corte del mes de julio de 2023, debido a presuntas irregularidades en los procesos de contratación con el Plan de Alimentación Escolar (PAE) de su municipio, del mismo modo que la Contraloría le ha imputado responsabilidad fiscal por detrimento patrimonial en un contrato de prestación de servicios con la Fundación Social Visión Guajira.


Del mismo modo, otra candidatura que no ha logrado despegar ha sido la de Franklin del Cristo Lozano, ex-diputado de la Asamblea Departamental del Magdalena en el período 2011 - 2014, ex-representante a la Cámara del Magdalena en los períodos 2014-2018 y 2018-2022, e hijo de Franklin Lozano Pimienta, parapolítico que fue condenado por haber firmado el ‘Pacto de Chivolo’ y confesó haber tenido nexos con las Autodefensas Unidas de Colombia. A pesar del amplio gasto que ha realizado en publicidad y en logística durante lo que lleva corrido de campaña, su candidatura no ha generado respaldos y apoyos importantes, especialmente porque se le relaciona con el clan Cotes, del cual fue partícipe durante la Gobernación de Rosa Cotes (2016 -2019), colocando a su aliado político, Manuel Navarro Nada, en la secretaría de salud, del mismo modo que tuvo participación en la Gobernación de Miguel “Mello” Cotes (2012-2015) al incidir en procesos administrativos y financieros de varios hospitales departamentales, además de que se le relaciona con un posible apadrinamiento político por parte de Eduardo Pulgar, en información que hace parte del último Informe de Cuestionados, publicado por Pares en agosto de 2023. Junto con lo anterior, también se ha acusado a la campaña de Lozano de recibir presuntamente dineros de proveniencia ilícita, lo que ha llevado a que se abra una investigación en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y en la Fiscalía General de la Nación.


Rafael Alejandro Martínez

Fuente: Página oficial de X/Twitter de Rafael Martínez


Rafael Martínez es administrador de empresas y administrador público con especialización en administración. Fue director de la Unidad de Tránsito de Santa Marta. En 2015 se lanzó como candidato a la Alcaldía para suceder a Carlos Caicedo, logrando elegirse con 92.175 votos (más de la mitad de la votación del Distrito). Posterior a ello, fue Secretario de Infraestructura de la Gobernación de Carlos Caicedo, hasta que renunció en 2020 para presentarse al Senado en 2022, en el que obtuvo más de 80 mil votos a nivel nacional, sin lograr obtener una curul.

En 2017 fue suspendido por 3 meses por presunta participación política en elecciones, del mismo modo que en 2018 la Procuraduría abrió investigación disciplinaria debido a presuntas irregularidades en el manejo del Plan de Alimentación Escolar de Santa Marta.


Así mismo, Rafael Martínez aparece en el último informe de cuestionados, realizado por Pares en agosto de 2023, por haber sido señalado por la Procuraduría General de la Nación por diversas irregularidades, entre ellas está la de aumentar de manera irregular prórrogas de un contrato en la construcción del Parque del Agua, en la que se duplicó el costo del contrato a partir de aquellas prórrogas; lo mismo que en la construcción del Coliseo Gaira, en la que la planeación del proyecto no fue coherente con la magnitud de la obra, lo que llevó a adiciones presupuestales y prórrogas irregulares. Así mismo, la Procuraduría formuló pliego de cargos al hoy candidato por irregularidades en la construcción de una megabiblioteca para el IED San Pedro Alejandrino, del mismo modo que la Contraloría le citó a versión libre por presunto detrimento patrimonial de alquiler de carrotanques.


 

Rafael Martínez, junto con Carlos Caicedo, consideran estas estrategias como persecución judicial y lawfare impulsadas por los clanes políticos del departamento.

 

Mallath Martínez Cantillo


Fuente: Página oficial de Facebook de Mallath Martínez


 

Bacterióloga de profesión, exgerente de la E.S.E. Paz del Río, fue alcaldesa del municipio de Fundación en el período 2016-2019 por el Partido Liberal. Es apoyada por el exparamilitar Juan Barrera, hijo de José "Chepe" Barrera, además de ser la candidata del grupo político de Kelyn González, la representante liberal esposa del exrepresentante Rodrigo Roncallo, quien fue uno de los firmantes del 'Pacto de Chivolo'.

 

Ganó la encuesta entre tres precandidatas a la Gobernación llamadas "las tres perlas" (junto con Claudia Aarón y Elizabeth Molina) hacia mediados de julio de 2023 y canalizó los apoyos del Partido Liberal y de Cambio Radical. Ha sido señalada de falta de transparencia y de moldear la opinión pública con estrategias oscuras, luego de que en junio de 2023 apareciera favorecida en una encuesta de la firma Toro Digital, misma firma que durante febrero a marzo de 2023 pagó alrededor de $100 dólares para pautar varias de las publicaciones de la entonces precandidata.


Martínez también aparece en el informe de cuestionados elaborado por Pares en agosto de 2023, en el que se reseña que está envuelta en una investigación por parte de la Contraloría por presuntas irregularidades en la construcción del polideportivo del municipio de Fundación, que para el año 2020 sólo tenía una ejecución del 30%.

 

Según fuentes consultadas por Pares, la mayoría de las candidaturas del Partido Liberal y la misma candidatura de Mallath Martínez es apoyada por el condenado Eduardo Pulgar desde su finca por cárcel.

 

Panorama para la Alcaldía de Santa Marta


Para la Alcaldía samaria existen 10 candidatos avalados por diversos partidos y grupos significativos de ciudadanos presentados ante la Registraduría Nacional, de los cuales 1 se ha retirado y 2 poseen cuestionamientos, tal como lo mencionó Pares en su último informe de candidatos cuestionados. Entre las candidaturas más relevantes para llegar a la Antigua Casa Consistorial se encuentran la de Patricia Caicedo, avalada por el partido Fuerza Ciudadana; la candidatura de José Alfredo Ordóñez, avalado por firmas de su movimiento “Santa Marta Tiene Cura” y coavalado por el partido En Marcha; Carlos Alberto Pinedo Cuello, avalado por firmas de su movimiento “Santa Marta Sí Puede” y coavalado por Cambio Radical; Alfonso Luis Lastra, avalado por el partido Dignidad y Compromiso; Hubert Ramírez, avalado por el Movimiento de Salvación Nacional; José Luis Ortega, avalado por la Colombia Humana; y Rubén Darío Cardona, avalado por el partido Esperanza Democrática.


 

La sorpresa ha venido marcada por el aumento exponencial en apoyos que ha tenido el antiguo cura José Alfredo Ordóñez durante las últimas semanas, quien se ha posicionado en las encuestas por encima de Carlos Pinedo y quien parece ser el contendor de Patricia Caicedo, que sigue punteando y recolectado apoyos políticos, como el de cierto sector de disidentes liberales que se ha plegado a su candidatura,o la del Polo Democrático Alternativo.

 

De la última encuesta realizada por Mediciones y Servicios de Marketing S.A.S., a corte del 2 de septiembre, en la que se indagó por la percepción de la ciudadanía frente a los candidatos a la Alcaldía de Santa Marta, Patricia Caicedo aumentó su intención de voto al 21,3%, mientras que José Alfredo Ordóñez se subió a un 14,8%, para dejar rezagado a Carlos Pinedo sobre el 10,6% de intención de voto. Al igual que en otros departamentos y ciudades de la región Caribe (como Barranquilla y Atlántico), el voto en blanco se ubica como segunda opción con un 19,8%, lo que denota un abierto desgaste de la población frente al panorama político local. Esta encuesta posee un margen de error de 3,1%, con una confianza del 95%.



Fuente: Mediciones y Servicios de Marketing S.A.S., tal cómo aparece en la página edgarsalas.com



 

El aumento del apoyo a José Alfredo Ordóñez puede explicarse, en parte, por su carácter ajeno a la política tradicional de la ciudad, lo que le ha permitido canalizar cierto voto de opinión que no se encuentra a gusto con la gestión de la saliente alcaldesa Virna Johnson, ni con el dominio amplio que ejerce Fuerza Ciudadana en la administración local desde que Caicedo fue alcalde en 2011, pero que tampoco hace parte de la estructura clientelar que Carlos Pinedo posee.

 

Del mismo modo, la mayor parte de la intención de voto en la ciudad lo sigue manteniendo Fuerza Ciudadana, donde Patricia Caicedo ha logrado disipar los efectos de algunas de las acusaciones que se han realizado en su contra, especialmente respecto de una posible inhabilidad para presentarse a la Alcaldía, debido a que su hermano es gobernador del departamento y su hermana ha sido funcionaria ordenadora del gasto en el Instituto Distrital de Turismo de Santa Marta, lo que incurriría en el incumplimiento del artículo 95 de la Ley 136 de 1994. Con esta carta, el Caicedismo pretende mantener el control de la ciudad, que es su principal bastión político de Fuerza Ciudadana desde hace 12 años.


Patricia Caicedo Omar

Fuente: Página oficial de Facebook de Patricia Caicedo Omar


La hermana de Carlos y Ana María Caicedo Omar es administradora de empresas, especializada en análisis y gestión ambiental y tiene una maestría en urbanismo y desarrollo territorial. Ha sido contratista en varias instituciones departamentales y nacionales entre 2003 y 2018, posteriormente fue directora del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental hasta 2021, momento en el que fue nombrada gerente de la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta (ESSMAR) hasta el 22 de noviembre del mismo año, cuando la Superintendencia de Servicios Públicos intervino frente al incumplimiento de las condiciones operativas, financieras y administrativas en la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado, proceso que luego fue anulado en julio de 2023 por el Juzgado Décimo Administrativo del Circuito de Santa Marta. No obstante, otro cuestionamiento ha emergido recientemente en su contra; esta vez, por cuenta de una revelación de una base de datos de contratistas, en la que se manejan los procesos de contratación a nivel departamental y local, y en la que Caicedo pudo haber direccionado 74 contratos en forma de cuotas burocráticas.


José Alfredo Ordóñez Gutiérrez



Fuente: Página oficial de Facebook de José Alfredo Ordóñez


El anterior cura, de 57 años, ha sido cercano a los procesos político-electorales del departamento, presentándose a la Gobernación de Magdalena en 1997 y a la Cámara de Representantes en 1998. Además, apoyó la candidatura de Humberto Caiafa a la Alcaldía de Santa Marta y la de Jota Vives a la Gobernación en las elecciones regionales de 2015. Renunció al sacerdocio en enero de 2023, tras tres décadas de servicio. Desde finales de junio de 2023 ha debido enfrentarse a varios señalamientos que lo relacionan presuntamente con ex-paramilitares, luego de que participara en una marcha de varias juntas de acción comunal en la vereda Calabazo, al parecer patrocinada por el ex-jefe paramilitar Freddy Castillo Carrillo, alias "Pinocho", cabecilla del Grupo Armado Organizado 'Los Pachencas', también conocido como 'Autodefensas Conquistadoras de la Sierra' y a quien una juez de Barranquilla revocó su libertad condicional a finales de julio de 2023. Ante las acusaciones realizadas por el Secretario de Gobierno de la Alcaldía Distrital de Santa Marta, José Humberto Torres, el "Cura", ha aceptado su presencia en el plantón, pero aduciendo cumplir su rol de mediador y conciliador.


Carlos Alberto Pinedo Cuello


Fuente: Página oficial de Facebook de Carlos Pinedo Cuello


Hijo extramatrimonial del exsenador guajiro Miguel Pinedo Barros y medio hermano de los exsenadores Hernando y Miguel Pinedo Vidal, este último condenado por parapolítica por sus lazos con el frente Resistencia Tayrona de las AUC, y tío de Miguel Alfredo Pinedo, excandidato a la Cámara por el partido Centro Democrático —quien pudo haber estado inhabilitado para aspirar a cargos públicos debido a un contrato con la Agencia Nacional de Minería que se desestimó 10 meses antes de las elecciones de marzo de 2022—. Carlos es el actual heredero del caudal electoral del clan Pinedo.


Pinedo ha sido desde 2012 concejal de la ciudad de Santa Marta, habiendo sido investigado por la Procuraduría Regional del Magdalena en 2015 por contratar a la esposa de un concejal, del mismo modo que ha sido un personaje polémico en su ejercicio dentro del Concejo Distrital, siendo denunciado por haber acusado a la E.S.E. Alejandro Prospero Reverend de revender vacunas de Covid-19. Tiene una base de 7.458 votantes con los que obtuvo la curul de Cambio Radical en el Concejo en el último período electoral.



 


Comments


bottom of page