En el caso Londoño, la verdad es su enemiga

Por: Redacción Pares


Según denuncia realizada por el portal de investigación periodística La Liga Contra el Silencio, el representante a la Cámara Gustavo Londoño García, del Centro Democrático, se apropió de siete mil hectáreas de baldíos a través de un fallo judicial.


Un fallo judicial viciado


Señala la investigación periodística, para adquirir la tierra, en 2014 Londoño interpuso ante el juzgado de Puerto Carreño una demanda “contra indeterminados”; es decir contra desconocidos, donde pedía la propiedad de esa tierra. En el argot legal esto se conoce como una demanda de “prescripción extraordinaria adquisitiva de dominio” sobre un predio rural.

El 30 de agosto de 2017, la jueza Derlis Vega Perdomo ordenó entregar la propiedad a Londoño García.


En dicho fallo, se desconoce un dato fundamental que ella misma adjuntó al expediente: una constancia del registrador de Puerto Carreño, según la cual el predio “carece de inscripción en la Oficina de Registro e Instrumentos Públicos”. Esto significa que se presume como tierra baldía, propiedad exclusiva de