«En Colombia hay una guerra contra la educación pública»