top of page

El secreto de Diosdado Cabello para mantenerse vigente en el chavismo

Por: Redacción Pares


Fotos tomadas de: Venezuela News


La televisión venezolana, antes de 1999, se destacó por sus novelas. Después llegó “La Revolución Bolivariana” y todo cambió. El personaje más destacado de la televisión venezolana ya no era un galán, o un presentador como Gilberto Correa, sino el propio Hugo Chávez. Aló Presidente se pasaba por Venezolana de Televisión todos los domingos. En esa emisión el mandatario hacía su consejo de ministros, expropiaba, explicaba la constitución y hasta cantaba. No se necesitaba ser chavista para quedarse enganchado. Su muerte acabó con el programa pero un año después, en el 2014, Diosdado Cabello le apostó a su propio espacio televisivo. Se llama Con el mazo dando y este año cumple una década. Allí Cabello luce a veces amenazante, a veces encantador. Por lo general hace anuncios que en un país democrático crisparía los pelos. Pero la gente lo ve. Tiene el desparpajo caribeño que tan bien supo utilizar Chávez. Aunque no tiene su misma capacidad de oratoria. Una de sus hijas, Danielle Cabello Contreras, quien es cantante y politóloga es la productora del programa.


Cabello es una de esas raras figuras dentro de la Revolución que han estado desde el inicio. ¿Cómo ha hecho para salvarse de todas las purgas? Si ustedes revisan la última aparición pública de Hugo Rafael Chávez Frías, el 8 de diciembre del 2012, ubicó a Cabello a su derecha y Maduro a su izquierda. A este último lo designó como su sucesor. Lo prefería porque tenía la certeza de que era un fiel militante de la izquierda maxista. Con Diosdado tenía sus reservas. Diosdado es considerado, dentro del chavismo, como un hombre de “derecha endógena” un militarista que sobrepone “La patria” a “La revolución”. Por eso fueron múltiples sus desencuentros.


 Y sin embargo nadie fue más cercano a Chávez que él. Desde los 19 años estuvo vinculado al ejército. Después de graduarse conoció a Chávez y lo acompañó en todas sus aventuras. Siendo teniente se unió al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) y participó en el fallido golpe de estado a Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992. Su papel sería el de tomar el control de las comunicaciones una vez los insurrectos llegaron al poder. Ante el fracaso fue detenido, permaneció 22 meses preso y fue torturado. Nunca dijo una palabra contra Chávez. Ahí se terminó de ganar una confianza que se antepuso a las discrepancias ideológicas.


En 1994 el entonces presidente Rafael Caldera lo indultó. Una vez Chávez gana las elecciones de 1999 y se atornilla en el palacio de Miraflores, cumple papeles cruciales dentro del gobierno. Fue vicepresidente de la República, gobernador, diputado raso, presidente de la Asamblea Nacional y, actualmente, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, que se coloca por encima de todos los poderes constituidos.


Se ha visto involucrado en múltiples escándalos por corrupción y desde el parlamento venezolano ha usado su poder para silenciar cualquier tipo de oposición política. Su esposa, Marleny Contreras, también es una figura poderosa y discutida dentro del gobierno. Contreras ha sido sancionada por el gobierno de Estados Unidos por cargos de narcotráfico y corrupción.

En el próximo informe de la línea de Democracia y Gobernabilidad de la Fundación Paz y Reconciliación, titulado CLANES POLÍTICOS EN VENEZUELA: EL GRUPO POLÍTICO DE DIOSDADO CABELLO Y DE LOS HERMANOS RODRÍGUEZ, que se publicará este viernes 5 de abril, se revelará el entramado familiar que tiene Cabello dentro del chavismo, una de las claves por las que su poder, a pesar de todos los cuestionamientos, se mantiene vigente.

Comments


bottom of page