• Web

El podrido sistema electoral colombiano


Se ha abierto el debate en torno al sistema electoral colombiano. Por un lado una serie de senadores como Armando Benedetti o Claudia López han manifestado que tal como se encuentra el sistema no sirve, pues incluso promueve el fraude electoral. Por su parte, el recién posesionado registrador nacional, Juan Carlos Galindo, manifiesta que la mayor debilidad es que este sistema no tiene los recursos suficientes para mejorar la planta de personal y aumentar la cobertura, sobre todo en jornadas electorales. También en La Habana, el tema electoral fue uno de los asuntos centrales en el punto dos de discusión. Mientras el gobierno nacional manifestó que el sistema electoral colombiano era el más fuerte de la región, un país sin dictaduras, con elecciones cada 4 años y con garantías de participación; para las FARC el sistema electoral es corrupto y no da garantías de participación.

Y es que los datos no son nada alentadores. Por ejemplo, para las elecciones locales de 2015 14 gobernadores y 29 alcaldes electos mantenían relaciones con la ilegalidad o capitales privados de dudosa procedencia. Quienes hoy gobiernan una buena cantidad de regiones del país son mandatarios en la lista Clinton, aparecen en fotos con narcotraficantes o en videos con jefes de BACRIM. El siguiente cuadro muestra el número de candidatos cuestionados discriminado por colectividad política.

Tabla 1  – Partidos y Movimientos Políticos con Candidatos Cuestionados

Partido / Corporación

Alcaldía

Gobernación

Total general

AICO

0

1

1