El género en The New York Times

Por: María Victoria Ramírez


En octubre de 2017, Jessica Bennett se convirtió en la primera editora de género de The New York Times. En esta columna quiero compartir algunas de las respuestas que ella da a preguntas de lectores y lectoras de ese periódico, localizados en distintas zonas de los Estados Unidos, sobre los temas que como editora ella aborda, y que se publicó en ese medio en diciembre de 2017 [1]. Esta suerte de entrevista polifónica resulta una perspectiva interesante, una referencia para quienes escribimos sobre estos temas y aspiramos a hacerlo para audiencias cada vez más amplias y no solo para activistas por los derechos de las mujeres o especialistas en el ámbito académico y político. Escribir es una tarea compleja, hacerlo sobre temas de género lo hace más difícil porque implica estar alerta a ver cosas que otros no ven o que se quieren encubrir deliberadamente. Hacerlo para medios masivos de comunicación como The New York Times, implica un enorme desafío. Pero ir más allá, garantizando el enfoque de género en todo aquello que publica un medio como ese, es un esfuerzo que vale la pena resaltar y un caso a estudiar.


****


- “Me gustaría saber su definición de cobertura de género y, ¿The Times tiene más lectores masculinos que femeninos?”


Veo el género como un lente a través del cual vemos el relato global. Eso ciertamente significa escribir sobre el feminismo y los roles de las mujeres en la política, la cultura y la economía, pero también significa cubrir la masculinidad, la sexualidad, la fluidez de género, la raza y la clase, y mirar la ciencia, la salud, la crianza de los hijos y el deporte a través de este lente.

Las estadísticas varían según el período de tiempo y la sección, pero en general buscamos aumentar el número de lectoras, aunque esperamos que nuestros esfuerzos sirvan a lectores de cualquier género.


- “¿Las discusiones sobre el género tendrán en cuenta la raza/etnicidad? ¿Buscará líderes intelectuales informados? Como mujer afroamericana, a menudo encuentro que las discusiones sobre género se enfocan en las mujeres blancas de clase media, que las discusiones sobre los afroamericanos se enfocan en los hombres negros de clase trabajadora y que las mujeres negras LGBTQ y cisgénero [1] son relegadas a fragmentos de pobreza, o sujetos desafortunados. ¿Profundizarán las discusiones en cómo exploramos la raza, la clase y el género para todos los grupos, pero especialmente en la sociedad estadounidense?


Definitivamente. Quiero que todo lo que hagamos sea interseccional en su enfoque, y la raza, la clase y la identidad de género son una parte importante de eso.


La cobertura de género para mí también significa más que simplemente producir contenido nuevo, aunque ese es un componente enorme. También significa pensar en cosas como el tono, la presentación visual, la representación en esa presentación visual, quién está escribiendo artículos, quién está siendo fotografiado en esos artículos, las fuentes que citamos, etc.


- “¿Es posible tener una lente de género colocada en todas las historias del New York Times, y no solo tener un editor de género aislado para discutir ‘cuestiones de género’?”


¡Sí, sí, sí! Tuvimos un gran propósito en la creación de este rol de no tratar de recrear las ‘páginas de mujeres’ de hace cinco décadas, cuando el contenido doblado para ‘mujeres’ se acordonó en su propia sección del periódico. (Sí, eso fue algo real, y no solo en The New York Times).


Así que quiero dejar muy claro que nuestro contenido de género existirá en todas las secciones del periódico y se producirá en todos los medios. Lo que en realidad hace que mi trabajo sea relativamente desalentador, porque significa que soy como una editora itinerante que trabaja en todas las secciones y departamentos (y déjame decirte que este lugar es enorme).


Pero también creo que ese enfoque es crucial. Porque estamos tratando de expandir y mejorar orgánicamente la cobertura de estos temas en cada sección, casi para que no se note, porque el género no debería existir en su propia sección.


Sigo diciendo: sabré que tengo éxito en este papel cuando mi trabajo ya no tenga que existir, momento en el cual, con los dedos cruzados, The New York Times encontrará algo más para mí.


- “¿Ve una tensión entre la neutralidad periodística en los informes de noticias y su objetivo declarado de aumentar la conciencia de género?”


Jodi Kantor, la reportera de investigación que reveló la historia de Harvey Weinstein con nuestra colega Megan Twohey, estuvo recientemente en el podcast "Longform" hablando sobre lo que inicialmente esperaba lograr cuando comenzó a informar sobre el acoso sexual.


Ella dijo algo que pensé que era muy inteligente, que era esencialmente que cuando se trata de cuestiones de mujeres y género, todos tienen una opinión, todos tienen una "posición", pero a menudo faltan informes periodísticos a la vieja usanza para acompañar esto. Sintió que lo que podía contribuir, como reportera de investigación, era ese reportaje, y creo que básicamente estamos viviendo un momento #MeToo que fue en parte producto de ese reportaje.


Mi sensación es que es absolutamente posible mantener la neutralidad al informar sobre cuestiones de género, así como tener un punto de vista sin ser percibido como parcializado.

Pero la realidad es que los medios han sido creados por y para hombres blancos durante mucho tiempo. Es un hecho. No creo que sea parcializado o que de alguna manera no sea neutral decir que ese ya no es el mundo en el que vivimos, y que nuestra cobertura debería reflejar eso.


- “Si bien aprecio el enfoque anterior en The Times sobre las revelaciones de Hollywood, ¿es posible comenzar un diálogo abierto con los lectores sobre las mujeres y los hombres que perdieron la voz pero no alcanzan la celebridad? Creo que este podría ser un gran servicio que usted y The Times podrían brindar, para alentar a estas personas y darles la sensación de que no son ignoradas ni silenciadas.


Sí, y absolutamente queremos hacer más de esto.


Recientemente lanzamos un boletín llamado #MeToo Moment como un intento de hacer esto, donde enviamos actualizaciones semanales, análisis y reflexiones sobre la cobertura y la conversación sobre conducta sexual inapropiada, incluidos temas como mujeres comunes que pueden no sentirse capacitadas para hablar. También estamos solicitando historias y comentarios de nuestros lectores.


Puede registrarse aquí, leer ediciones anteriores aquí y considere esta convocatoria abierta para compartir con nosotros sus historias, ya sea a través de la palabra escrita, el arte, la música, la poesía o cualquier otra cosa, en nytgender@nytimes.com


- ¡Bravo, Jéssica! Mis amigos y yo creemos que este es el punto de inflexión. ¿Quién en The New York Times continúa investigando pistas? ¿A quién puedo contactar si he oído algo?


Tenemos numerosos reporteros investigando todo tipo de historias. Puede enviar una sugerencia de noticia confidencial aquí, o sugerir un nuevo enfoque escribiendo a mi equipo a nytgender@nytimes.com Como puede imaginar, estamos un poco abrumados en este momento, pero le prometo que leemos todos y cada uno de los correos electrónicos e intentamos responder a todos (al menos a los que no nos insultan).


Jessica Bennett, editora de género del Times, es la autora de Feminist Fight Club.


Referencias


[1]

The New York Times, «Jessica Bennett, Our New Gender Editor, Answers Your Questions,» [En línea]. Available: https://www.nytimes.com/2017/12/13/reader-center/jessica-bennett-our-new-gender-editor-answers-your-questions.html. [Último acceso: 14 07 2022].



 

[1] Cisgénero es un término que significa que cualquiera sea género que se tenga actualmente, es el mismo que se supuso para la persona al nacer. Esto simplemente significa que el padre o un médico acertaron en la designación.