El festival Petronio Álvarez

Por: Walter Aldana

Político Social Alternativo

La versión número 26 de este reencuentro del pueblo negro del Litoral Pacífico estuvo precedida de un discurso pronunciado por el presidente Gustavo Petro en la Cumbre del Pacífico, donde concluyó con una frase que dibuja en el imaginario colectivo los vientos del bello Litoral Pacífico hacia Colombia. Sentenció que "este país estuvo gobernado por los descendientes de los esclavistas y a partir del pasado 19 de junio, está dirigido por los descendientes de los esclavos".

El presidente señaló al racismo como la causa de la pobreza de este litoral, consecuencia del trato revanchista del sector andino ante la rebelde actuación de buscar la libertad en palenques libres, en estos territorios a orillas del mar. Dijo también que la prioridad de actuaciones e inversiones del Gobierno Nacional será este litoral profundo, porque es vergonzoso tener como Nación la región más pobre en el Pacífico.


Y me he preguntado muchas veces cómo son nuestras hermanas y hermanos tan felices aún en medio de esta situación, y para encontrar respuestas definitivamente hay que ir al festival Petronio Álvarez. Tres grandes secciones componen su esencia: bebidas tradicionales (entre otras, arrechón, curado, tumba catre), cocinas propias (camarones, langostinos, jaiba, etc.) y pasarela de moda propia, con los colores y diseños característicos del pueblo afro. Ríos de personas nacidas en este Litoral, más habitantes del sur del país, entraban y salían de la unidad deportiva Alberto Galindo. Se dice que acoge cada año de 100 a 200 mil visitantes.


El Petronio es el grito de rebeldía, es el encuentro de quienes desde su ancestralidad se reconocen, estén habitando el sitio que sea, pues la comunidad afro se trasladó con su cultura, su religión y su práctica.


Definitivamente es histórico que se discuta la creación de una región de planeación y gestión en el camino hacia un departamento del Litoral Pacífico. El Petronio es alegría, encuentro, música, comida, moda, identidad y sentido de pertenencia en medio de este cambio político.

 

*Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad de la persona que ha sido autora y no necesariamente representan la posición de la Fundación Paz & Reconciliación al respecto.