El extraño caso del fiscal Néstor Humberto Martínez

Por: Mateo Quintero y Sergio Saavedra, Redacción Pares


Después de la muerte del ingeniero Jorge Enrique Pizano, Noticias Uno reveló, el pasado 12 de noviembre, las pruebas que el ingeniero tenía para comprobar que Néstor Humberto Martínez conocía, antes de ser Fiscal, sobre las coimas y los dineros que Odebrecht otorgaba. Pizano le había brindado las pruebas al medio de comunicación con la promesa de que solo se publicaran si obtenía asilo en otro país o si fallecía. Lo que sucedió fue lo segundo.

Pizano había sido contratado por Corficolombiana,la socia nacional de Odebrecht en Colombia, para ser auditor o controller; es decir, para que vigilara los dineros utilizados en la Ruta del Sol II. En ese entonces, el ingeniero le reveló al hoy fiscal graves irregularidades que encontró en los pagos a contratistas. Sin embargo, Martínez no las denunció en su momento, a pesar de ser el entonces abogado de Corficolombiana.

Frente a su papel de vigilancia sobre los dineros, Pizano indicó: “Lo que hice fue cruzar mis listas que había verificado con las listas de los pagos reales hechos en la tesorería, entonces ahí me indicaba qué contratos o qué personas naturales y jurídicas no habían pasado por el filtro. Empecé a detectar que los objetos se duplicaban, que los entregables no estaban y así fue como se empezó la investigación de mi parte. Podemos determinar los contratos de papel que no se ejecutaban; yo simplemente informé a mis superiores, especialmente a Corficolombiana y a Episol”.

Jorge Enrique Pizano advirtió, en una entrevista concedida el 9 de agosto a Iván Serrano, periodista de Noticias Uno, sobre un‘complot en contra de su integridad y sus derechos’. La entrevista fue presentada la noche del 12 de noviembre por el noticiero y también revelaba que, según Pizano, en 2015 tanto Néstor Humberto como Luis Carlos Sarmiento Angulo tenían conocimiento sobre las presuntas irregularidades que presentaba el proyecto Ruta del Sol II.

Según Noticias Uno, Pizano también le advertía al entonces asesor jurídico de Corficolombiana, Néstor Humberto Martínez, que existían contratos ‘raros’, en un audio se escucha: “esto fue lo que te mostré yo en 2013. Te traje el consolidado que te tengo a agosto, 4 de todos los contratos, y de todas las observaciones que suman $24 mil millones ¿si?», además de esto, el ingeniero puso en conocimiento de Martínez contratos por más de $37 mil millones de pesos en la firma Consol que Javier Mejía había encontrado y no había firmado. Mejía era el gerente contractual de la obra, nombrado por Episol, empresa asociada a Corficolombiana.

Incluso, en el audio de Noticias Uno, el Néstor Humberto llega a decir que “(risas) esto es una coima, marica. ¿Cuánto vale esto?”.

Por otro lado, Noticias Uno también reveló las declaraciones donde Pizano asegura ser denunciante y no denunciado. Ya en esta enrarecida situación, Alejandro Pizano de León, hijo del ingeniero Pizano, viajó de Barcelona al sepelio de su padre, sin embargo, apenas tres días después de que muriera su padre, falleció también.

En horas de la mañana, por medio de la periodista Darcy Quinn, Juanita Pizano —hija del ingeniero Pizano y hermana de Alejandro Pizano— dio a conocer ante la opinión pública las causas que emitió Medicina Legal sobre las muertes de sus familiares: la del ingeniero Pizano habría sido a causa de un infarto fulminante y la de su hermano se habría debido a una intoxicación de la cual no se sabe el químico. Sobre esta última, Juanita se refirió a que “él (Alejandro) cogió una botella de agua con gas —que estaba en el escritorio de su papá—, dijo que sabía ‘inmundo’ y se desmayó”.

A propósito de la revelación de Canal Uno, el Fiscal le afirmó al mismo medio que esa conversación no la hizo en calidad de abogado de Corficolombiana, sino como amigo de Pizano. Además, el jefe del ente investigador indicó que Pizano no le supo definir si se trataban de ‘coimas’ o no con respecto a la celebración y ejecución de contratos. Sino que, según Martínez, el fallecido empresario hacía énfasis sobre la presión que ejercían los grupos paramilitares.

El caso está en veremos

Sumadas a las dos muertes, es importante hacer hincapié en el caso del accidente automovilístico que sufrió en Chile Amparo Cerón, fiscal del caso en Colombia, a mediados del mes de octubre. El siniestro hoy le ha impedido reintegrarse a sus labores que, entre otras cosas, venía desempeñando en las audiencias preparatorias al juicio contra Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Cerón, además, anunció como testigo al Fiscal Martínez, quien también presentará testimonio por requerimiento de la defensa de Andrade.

Además, a mediados del mes de julio falleció Jorge Arango Mejía a causa de una insuficiencia cardiaca. Arango era, justamente, uno de los tres árbitros que componen el Tribunal de Arbitramento que tiene la tarea de resolver las diferencias entre la ANI y Odebrecht frente a la liquidación de la Ruta del Sol II. Este contrato, sobre el cual debe dar cuenta el tribunal, se perfila con singular importancia frente a lo que desencadenó en el pago de sobornos de la compañía brasileña y juega un papel fundamental en las investigaciones contra funcionarios públicos en Colombia.

Lo que se viene para el caso que adelantaba Jorge Arango Mejía está en veremos, pues a la tarea que venía adelantando sobre el estudio de la evidencia no la ha sido designado un juez para que componga el tribunal.