El escandaloso aval del Pacto Histórico y Alianza Verde a Sandra Villadiego en Bolívar

Laura Alejandra Fajardo Umbarila - Nataly Triana Guerrero Asistentes de Investigación.

Línea Democracia y Gobernabilidad


En los últimos días ha sido noticia la inscripción de Sandra Villadiego, candidata a la Cámara de Representantes por la lista del Pacto Histórico y la Alianza Verde por el departamento de Bolívar. La controvertida candidatura se da debido a que Sandra Villadiego es esposa del excongresista Miguel Ángel Rangel, condenado en 2012 por nexos con grupos armados paramilitares en el norte del país. Sin embargo, esa relación filial no resulta ser el único hecho que cuestiona la candidatura de Villadiego.


La candidatura de Villadiego ha generado conmoción tanto al interior del Pacto Histórico como fuera de este, entre quienes denuncian su presencia, quienes no se han pronunciado y quienes alegaban desconocimiento de su aval en la lista, el caso del líder de la colectividad, Gustavo Petro.


¿Quién es Sandra Villadiego?


Sandra fue representante a la cámara para el periodo 2010- 2014 y dio el salto al senado en 2014, en ambas ocasiones avalada y elegida por el Partido de la U. Sin embargo, la vida política de Sandra inicia años atrás, cuando su esposo, el exrepresentante a la cámara por Magdalena, Miguel Ángel Rangel, fue condenado por la Corte Suprema de Justicia en 2012 por nexos con grupos paramilitares.


Rangel fue elegido representante a la cámara por el departamento de Magdalena avalado por el Partido de la U para los periodos 2002-2006 y 2006-2010. Sin embargo, su vida política terminó, parcialmente, con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia al comprobar que el congresista sostuvo reuniones con personajes como ‘Ernesto Baez’ y líderes políticos de las autodefensas del Bloque Central Bolívar como Rafael Molano, alias ‘Mario Cuellar’, Rafael Hernán Rodríguez, alias ‘Hernán’, encuentros hechos para revisar sus aspiraciones políticas a la Cámara y los recursos que se usarían para llegar a tal fin.


Luego de la sentencia de su esposo, Sandra Villadiego manifestó sus aspiraciones políticas y se lanzó a la Cámara por el departamento de Bolívar. De acuerdo con Pares, Sandra heredó el capital político y electoral de su esposo, siendo un caso más del popular fenómeno de gobierno en ‘cuerpo ajeno’, tan popular en el país luego de conocerse las condenas a congresistas por sostener vínculos políticos y económicos con grupos paramilitares.

En 2010, Sandra fue elegida representante a la cámara con 35.723 votos, siendo la fórmula de Marta Cecilia Curi y en 2014 dio su salto al senado con 59.959 votos. Para el 2018, Villadiego intentó continuar en el senado, pero los 39.397 votos que logró conseguir no fueron suficientes para mantener su curul en el Senado.

Fuente: Twitter @Svilladiego99


Proceso por Odebrecht


A finales de 2017, la Fiscalía pidió a la Corte Suprema de Justicia investigar a ocho senadores por presuntamente favorecer a la multinacional brasilera Odebrecht. Entre los senadores a investigar estaban Sandra Villadiego, Armando Benedetti, Musa Besaile y Bernardo Miguel Elías Vidal. La investigación se abrió a pesar de haber sido Villadiego una de las que pidió control político sobre el asunto, argumentó que dio para considerar la apertura de la investigación como una “cacería de brujas”. No fue posible rastrear en qué término está el proceso en la Corte Suprema de Justicia.


La presencia política de Villadiego y Rangel fuera del Congreso

Tras no ser elegida al Senado en 2018, Sandra Villadiego fue candidata en 2019 a la alcaldía de Pinillos, municipio de Bolívar, del cual es oriundo su esposo, Miguel Ángel Rangel. Su candidatura fue respaldada nuevamente por el Partido de la U pero los 3.980 votos que consiguió no fueron suficientes para hacerse con el cargo público, superada por el candidato liberal Alcides Gulloso García.


En esa ocasión, Villadiego demandó la elección de Gulloso considerando que el electo alcalde habría incurrido en doble militancia. Tras las investigaciones, el Tribunal Administrativo de Bolívar ratificó en 2020 la elección del alcalde, considerando que la elección del candidato liberal no estaba viciada.


Sin embargo, estas elecciones locales resultaron controvertidas para Villadiego, pues, horas antes de las votaciones y tras algunas denuncias, las autoridades encontraron a la entonces candidata con una cifra de dinero cercana a los 25 millones, monto que no logró justificar ella ni las personas que la acompañaban. Del total del dinero encontrado, se incautaron 19 millones y fueron puestos a disposición de la Fiscalía Local 74 de Magangué. A pesar de la incautación, Villadiego no fue detenida ni se conoce cómo concluyó la investigación.


A pesar de no alcanzar la alcaldía, Sandra Villadiego sostiene su poder político en la región a través de su hijo, Miguel Ángel Rangel Villadiego, quien se hizo a una curul en la Asamblea departamental de Bolívar en las pasadas elecciones locales en 2019 bajo el aval del Partido Mira y el Centro Democrático. Además de su hijo, la pareja también sostuvo el control político a través de Elkin Alberto Rangel Sosa, alcalde del municipio de Pinillos en 2012 y hermano del condenado Miguel Ángel.


La incómoda presencia de Sandra Villadiego en la lista del Pacto Histórico


Luego de la publicación de las listas al Congreso, se confirmó la presencia de Sandra Villadiego como candidata a la cámara de representantes avalada por el Pacto Histórico y Alianza Verde. De acuerdo con Gustavo Petro, líder de la colectividad y candidato presidencial, afirmó que hasta el momento desconocía la postulación de Sandra en este certamen electoral.


Recientemente, el Consejo Nacional Electoral resolvió revocar las listas del Pacto Histórico en Norte de Santander y Bolívar por incumplimiento de los mínimos establecidos en la Ley de cuotas: para el caso de Bolívar, Sandra Villadiego es la única mujer entre los cinco candidatos que conforman la lista. Este revocatoria de las listas afloró nuevamente la controversial candidatura de la ex congresista al interior de la coalición Pacto Histórico y Alianza Verde. En especial, abrió la discusión de la posibilidad de revocar el aval otorgado y conformar la lista femenina nuevamente.


En el debate de la cuestionada candidatura ha sido posible conocer las circunstancias, las posturas y algunas claridades alrededor de la presencia de Villadiego en una lista de una coalición que históricamente se ha declarado en contra de la parapolítica y la corrupción.


Las circunstancias de la vinculación de Sandra a esta coalición se han comenzado a esclarecer. Aparentemente existen indicios que esta fue posible a través de una reunión informal que sostuvo ella con Gustavo Petro y miembros de la Unidad de Trabajo Legislativo del entonces senador, David Racero, entonces representante a la cámara y hoy candidato al senado, entre otros asistentes. En ese encuentro habría surgido el tema y la posibilidad de que Villadiego pudiera ser avalada, a lo que, posiblemente, el candidato presidencial se negaría, mientras que la respuesta de Racero no es muy clara a la fecha.


David Racero asegura que nunca sugirió que Sandra pudiera ser avalada por el Pacto, mientras que Villadiego asegura que fue él quien le solicitó entrar en la lista. Esto resulta importante, considerando que fue Racero quien demandó ante el CNE la composición de la lista, con el fin, presuntamente, de entorpecer la permanencia de Sandra en ella. Sin embargo, una pregunta importante es ¿qué partido o movimiento del Pacto Histórico le dio el aval?

Foto tomada de @lasillavacia


Según las declaraciones, fue la Alianza Democrática Afrocolombiana ADA quién le dio el aval a Sandra Villadiego, partido que también le dio, en su momento, el aval a la candidatura presidencial de Roy Barreras. Esta relación resulta particular, considerando que Barreras y Villadiego vienen de la misma casa política y en diversas ocasiones el excongresista salió a la defensa de la cuestionada candidata.

Fuente: @RoyBarreras


Además, ante la controversia, es Roy quien asume la responsabilidad por las composiciones de las listas departamentales a la cámara.

Fuente: @RoyBarreras

Junto con Roy, Armando Benedetti también viene del Partido de la U, compartió casa política con Sandra y, según fuentes territoriales de Pares, sostienen relaciones políticas cercanas, escenario que deja abierta la posibilidad de que la candidatura de Sandra sea una búsqueda más por conseguir el aval de algún partido y optó por seguir los pasos de sus antiguos compañeros de bancada. De acuerdo con estas mismas fuentes, fue Roy Barreras quien incentivo a Sandra Villadiego a ser candidata en esta coalición.


Por lo pronto, el escenario se resume en esperar que la lista del Pacto Histórico en Bolívar logre conseguir una mujer candidata para subsanar la ausencia de mujeres en la lista para poder continuar con la campaña. Frente a la candidatura de Sandra Villadiego, ya el aval está dado, la campaña sigue en pie y Sandra seguirá en la contienda electoral usando las banderas del Pacto Histórico.