El enroque de Álvaro Uribe

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares


El pasado viernes 14 de junio, el expresidente Álvaro Uribe sorprendió a la opinión pública tras el anuncio de apelar a un Estado de Opinión en busca de mitigar la mala hora del uribismo. Precisamente, el malestar en las toldas del Centro Democrático se acrecienta con los continuos pulsos que han perdido con las altas cortes.


Justamente, esas derrotas suceden, paralelamente, con una mala percepción que tiene el país en torno a la gestión del presidente Iván Duque. De hecho, según la encuesta Polimétrica —realizada por la firma Cifras y Conceptos en abril— la imagen desfavorable el presidente es de 58% y, según la encuesta Gallup Poll del mes de mayo, la desaprobación del gobierno de Duque llegó al 60%.


En este sentido, la maniobra de Uribe sobre el Estado de Opinión parece advertir que, por un lado, hay una angustia sobre el devenir del presidente Iván Duque y las decisiones políticas que representan el partido Centro Democrático.


Por otro lad