top of page
  • Redacción Pares

El enredo de la extradición de ‘Uribito’

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


Andrés Felipe Arias, ex ministro de Agricultura y Desarrollo durante el gobierno de Álvaro Uribe, se mantiene prófugo de la justicia colombiana. El jueves se conoció que Colombia tenía el permiso para extraditarlo, pero la defensa del exfuncionario logró detener dicha decisión.


Arias fue condenado en el año 2014 a 17 años y 5 meses de prisión por la Corte Suprema de Justicia de Colombia que lo declaró culpable en el marco del escándalo del programa Agro Ingreso Seguro (AIS).


“El doctor ANDRÉS FELIPE ARIAS LEIVA fue acusado por la Fiscal General de la Nación como presunto autor responsable de los punibles de celebración de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación”, reza la sentencia.


“Los convenios especiales de cooperación técnica y científica (…) de 2009 permitieron que de manera injustificada, particulares se apropiaran de dineros del Estado destinados a la política estatal Agro Ingreso Seguro”, indica la decisión de la Corte Suprema colombiana.


Antecedentes del caso


En septiembre de 2011, la Fiscalía General radicó la acusación a la Alta Corte, ante quien, en la audiencia del 12 de octubre del mismo año, acusó formalmente al mismo ex funcionario como presunto autor responsable de los ilícitos mencionados.


De acuerdo con el fallo, la fiscal general en ese momento, Vivian Morales, dispuso investigar la asignación, en apariencia irregular, de apoyos económicos destinados a cofinanciar proyectos de infraestructura de riego y drenaje entre 2007 y 2009 en cumplimiento del programa AIS, por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, cuyo titular en ese lapso fue el doctor Andrés Felipe Arias.


Para ese mismo periodo, la Procuraduría General ya había recolectado información sobre la responsabilidad de Arias en el mismo caso y en 2011 lo inhabilitó por 16 años para ejercer cargos públicos.


Después de cuatro años de extensas audiencias, la magistrada María del Rosario González, ponente del proceso penal, leyó la decisión en la que Arias fue declarado responsable de los delitos anteriormente mencionados. El escándalo tuvo gran impacto en la opinión pública debido a que se conoció que los subsidios del programa AIS fueron entregados a familias adineradas, es decir, se destinaron grandes recursos para ayudar a los que más tiene, y no a los que más necesitan.


Prófugo de la justicia


En 2011, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá dictó la medida de aseguramiento contra Arias. Sin embargo, en junio de 2013 fue dejado en libertad. En julio de 2014 se conoció que él y su familia se habían ido a Estados Unidos, y desde aquél momento su defensa ha estado en confrontaciones legales con Colombia.


En noviembre, el gobierno colombiano solicitó formalmente la extradición; pero en 2015 Estados Unidos le brindó el estatus de asilado por persecución política en Colombia. Fueron varios meses así, en los que la justicia colombiana lo solicitaba y la defensa del ex ministro de Uribe interponía un nuevo recurso para alargar su partida.


Así las cosas, en el 2017 el abogado de Arias empezó a solicitar la no extradición debido a que podría correr peligro en Colombia. Sin embargo, Estados Unidos dio luz verde para que viniera al país a cumplir con sus deudas penales.


En diciembre de 2017 se conoció una polémica carta que envió al Departamento de Justicia de Estados Unidos el embajador Francisco Santos, quien pidió la libertad bajo fianza del exministro Andrés Felipe Arias para poder compartir las fechas especiales de fin de año con su esposa e hijos.


El envío de la solicitud, según Francisco Santos, fue una petición del canciller Carlos Holmes Trujillo. Esto confirma explícitamente que el actual gobierno está buscando la manera de frenar el proceso de extradición de Arias a Colombia. Al final, la solicitud no fue tenida en cuenta por la justicia norteamericana, lo que significó una vergüenza diplomática.


¿Y ahora, qué sigue para ‘Uribito’?


Este jueves, la defensa de Arias recibió una carta del Departamento de Estado de Estados Unidos en la que señalaron que luego de una revisión exhaustiva, el subsecretario de Estado decidió autorizar la entrega del exministro Arias a Colombia.


“Nosotros recibimos el jueves la carta del Departamento de Estado autorizando la extradición y de inmediato enviamos un mensaje urgente a la Corte de Apelaciones para que detenga la extradición”, explicó el abogado defensor David Markus.


“La razón por la que ellos nos enviaron esa carta, es porque el gobierno de Estados unidos está muy preocupado y con miedo de que ganemos la apelación”, agregó.


Pese al visto bueno para ser extraditado, la Corte de Apelación de Estados Unidos le concedió a la defensa de Andrés Felipe Arias suspender el proceso de extradición hacia Colombia hasta tanto no se cumpla la audiencia que estaba programada para el próximo 14 de marzo.


En ese sentido, habrá que esperar a la siguiente cita que tenga Arias con la justicia norteamericana para saber el rumbo de este caso tan polémico. Él sigue insistiendo en su inocencia, y algunos congresistas de la bancada del Centro Democrático, incluido Uribe, lo apoyan y desconocen lo resuelto por la Corte Suprema de Justicia.

bottom of page