Decreto de asistencia militar pone a prueba relación entre gobiernos locales y el Gobierno nacional