• Laura Natali Cano Murillo

El Comité Nacional del Paro anuncia la interrupción de las movilizaciones, ¿pararán?

Por: Laura Cano

Periodista – Pares


A la fecha, el paro nacional continúa. Muchos han sido los caminos que ha tomado la protesta social durante este tiempo; muchas las formas de organización y diversas las formas de manifestación. No obstante, a pesar de los logros que se han alcanzado gracias a las personas que han estado en las calles, (como el retiro de la reforma tributaria, la renuncia de Alberto Carrasquilla, la cancelación de la Copa América en el país, entre varios otros), la movilización social también ha dejado saldos humanos en lo que se refiere a vidas y a bienestar. A la fecha, según la campaña Defender la Libertad, en el marco del paro nacional, al menos 78 personas han sido asesinadas, 106 personas han sido víctimas de violencias basadas en género y 1.522 han resultado heridas. Todo esto desde el 28 de abril al 11 de junio de este año.


Por otra parte, con el transcurrir de los días de paro, también se han pronunciado voces en contra de la movilización. Estas posiciones, en muchos casos, se sostienen en argumentos relacionados a las pérdidas económicas y, además, se basan en la garantía de algunos derechos como el relacionado al libre tránsito (el cual algunos sectores han priorizado entre sus exigencias). Hay que recordar que, el pasado 21 de mayo, el Juzgado 49 Civil Municipal de Bogotá admitió para su estudio la tutela que presentó la concejal de Bogotá, Lucía Bastidas, para que se protejan los derechos a la vida, la salud, la seguridad alimentaria y derechos colectivos como el trabajo, la movilidad y la seguridad de todas las personas que no están participando en las protestas, pero que se están viendo afectadas debido a los bloqueos realizados en el marco del paro nacional. En este sentido, se buscaba, entre otras cosas, que el Comité Nacional del Paro rechazara los bloqueos e instara al cese de estas acciones.


No obstante, eso ha estado lejos de ocurrir, pues, por ejemplo, en zonas de Bogotá como el Portal de la Resistencia, o en puntos de Cali como Puerto Resistencia o la Loma de la Dignidad, se han venido conformando y fortaleciendo asambleas y espacios propios de diálogo que han venido dinamizando las realidades y actividades de estos puntos de movilización. Esto sin dejar de mencionar que formas de organización similares han venido tomando vocerías en otros lugares y espacios donde las manifestaciones se han mantenido de forma constante.


A pesar de esto, ha sido el Comité Nacional del Paro el que ha participado en espacios de diálogo como el abierto recientemente con el Gobierno Nacional para llegar a acuerdos. En este espacio se ha avanzado poco e, incluso, hace unos días el Comité decidió levantarse de la mesa de negociación. Desde días atrás se venía alertando respecto a que, a pesar de que el Gobierno aseveraba que había resuelto las inquietudes planteadas por las y los manifestantes, el Comité advertía que las respuestas, soluciones y acciones planteadas en los diálogos eran insuficientes.

Todo esto ha llevado al más reciente pronunciamiento que ha hecho el Comité Nacional del Paro en el día en que se cumplen 49 jornadas de protestas. Por un lado, ha insistido en que las medidas del Gobierno, tanto para atender la pandemia como para efectuar el plan de vacunación, han sido poco eficaces, lo cual ha sido un factor determinante para la propagación del virus. Por otro lado, a esto se suma que la misma poca eficacia marcado las acciones del Gobierno para dar atención al pliego de peticiones del Comité Nacional del Paro, en donde se incluye, por ejemplo, la implementación de una renta básica para las personas más vulnerables, evitando así, entre otras cosas, el gran flujo de gente en las calles. A pesar de esto, como manifestaba en rueda de prensa Francisco Maltés, directivo de la Central Unitaria de Trabajadores, «la respuesta del Gobierno a las peticiones ha sido la más brutal represión contra los ciudadanos».


Quizá el punto más relevante de esta declaración del Comité Nacional del Paro sea que, dado el panorama actual, se ha decidido hacer una interrupción temporal de las movilizaciones que se venían realizado los miércoles. En este sentido, se dio a conocer que el próximo 20 de junio se llevará a cabo un concierto como parte de la conmemoración del cumplimiento de un año desde que se pasó al Gobierno el pliego de emergencia en el marco de la pandemia por covid-19. Además, el Comité afirmó que los puntos del pliego de emergencia serán pasados como proyectos de ley para ser radicados el 20 de julio en el Congreso.


Con todo esto, pueden darse dos escenarios en los próximos días, así lo explica Isaac Morales, coordinador de la línea de investigación de Seguridad Ciudadana y Crimen Organizado de Pares: «por un lado, para muchos sectores, el Comité no los representa y las movilizaciones se hacen independientemente de las decisiones que tome el Comité, pero puede que otros sectores, como los profesores o sindicatos, sí hagan caso y desinflen las movilizaciones. A esto hay que sumarle que la gente de los puntos de resistencia, por ejemplo, no necesariamente responden al Comité y muy seguramente sigan movilizándose. De cualquier forma, siento que se está desinflando la movilización. Hay un nivel de desgaste, por lo que muy seguramente habrá una pausa prolongada y luego otro nuevo escenario de movilizaciones”, concluyó al respecto.