• Luis Eduardo Celis

El Cinep y su medio siglo de trasegar

Por: Luis Eduardo Celis


Elsa Alvarado, Carlos Alvarado y Mario Calderón, siempre en la memoria.

El Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) es el pionero en Colombia en la tarea de acompañar procesos populares para avanzar en derechos, equidad y democracia. La historia del Cinep, como obra de la Compañía de Jesús, está ligada al mundo campesino, barrial, afro e indígena, las poblaciones más excluidas y atropelladas por un orden social caracterizado por el autoritarismo, las inequidades, y una enorme concentración de la riqueza y el poder, de manera violenta.


La labor del Cinep siempre ligó la reflexión y la investigación con la acción social. Por este centro de investigación pasó una pléyade de intelectuales de las mayores calidades, quienes juntaron su capacidad de comprensión de los temas sociales con una acción pedagógica y de incidencia política para trabajar con nacientes organizaciones sociales.


Hablo de los años setenta, en los que hubo un florecimiento de las luchas sociales, en aquél momento se dieron grandes enseñanzas. La maduración que hoy vive la sociedad colombiana, una mayor comprensión de los enormes desafíos que tenemos como sociedad, se ha nutrido de la acción de cientos de iniciativas de acción social e institucional que hemos aprendido del Cinep.


Medio siglo de trasegar bien vividos ha dejado muchas satisfacciones para quienes han participado de la experiencia del Cinep. Son muchos los logros, frente a la reflexión y la acción en derechos humanos, en los derechos sociales y económicos, en los temas agrarios, en los temas territoriales, para mencionar solo algunos temas en los que la relevancia del Cinep es plena.


Ahora que el Cinep cumple medio siglo de existencia y actuación, no queda sino expresarles gratitud y reconocimiento por todo lo que han hecho por Colombia y por lo que nos han enseñado.