El Centro Democrático: amo y señor de la UniPacífico

Por: Julián Martínez Vallejo. Columnista Pares.


Dagoberto Riascos Micolta cumplirá el próximo 19 de febrero dos años como rector encargado de la Universidad del Pacífico en Buenaventura. En esta institución pública de educación superior llevan años intentando elegir una persona en la rectoría en propiedad que no resulte destituida ni vinculada a manejos irregulares de los recursos de la educación, como ha sucedido en administraciones pasadas como la del ex rector Félix Suárez.


Riascos Micolta ha ocupado esta plaza en interinidad incluso más tiempo que rectores elegidos por el Consejo Superior Universitario. El año pasado, cuando se iban a desarrollar las elecciones para elegir al rector en propiedad, la emergencia sanitaria del Covid 19 suspendió este proceso, por lo que este profesional en Finanzas y Negocios Internacionales, extendió su periodo como encargado, beneficiándose y acomodando una zona de confort.


El rector Riascos Micolta es aliado político, socio y amigo del congresista del Centro Democrático Milton Angulo Viveros. El 11 de diciembre del año pasado, Riascos rindió un homenaje a Angulo Viveros por “su abnegado compromiso con la educación, en el que reconoce que los docentes tienen un sitial importante en la preparación de las actuales y futuras generaciones que, sin fudamento contribuirán a la transformación de la realidad del Pacífico colombiano y del país”. El evento se llevó a cabo en el auditorio del Hotel Torre Mar, bajo la fachada de condecorar a los “mejores maestros de 2020” en Buenaventura.


Desde que llegó al rectoría, Riascos se ha encargado de hacer distintos nombramientos a cuotas políticas del representante a la Cámara uribista en una fórmula que consiste en despedir a los docentes que se oponen a sus ideas e incorporar a las personas que Angulo Viveros le ordena. Es el caso de Elvia Lucy Abonce, ex candidata del Centro Democrático a la alcaldía de Buenaventura en 2019 que, tras ser derrotada en las elecciones de octubre de 2019, ahora es miembro del Consejo Superior de la Universidad por cuenta de la gestión de Milton Angulo.

Elvia Lucy Abonce fue candidata del Centro Democrático en 2019 a la alcaldía de Buenaventura pero no salió elegida.

Abonce es aliada política del representante Milton Angulo. Ella aparece con él en una fotografía del 20 de julio de 2018, fecha en la que se posesionan los Congresistas en Colombia, en la que el líder bonaerense del Centro Democrático asegura de forma tergiversada que le está imponiendo “la medalla insignia como representante a la Cámara”, cuando en realidad se trata de un prendedor común y corriente que le está acomodando en su traje.

Trino de Milton Angulo enviado el 20 de julio de 2018.

También es el caso de la ahora profesora de la Universidad del Pacífico Irma Payán, que fue candidata al Concejo de Buenaventura en 2019 pero también se quemó, como Abonce. Su premio de consolación fue un contrato con la institución educativa.


Irma Payán haciendo campaña por el Centro Democrático en 2019.

La rectoría de Riascos no ha estado ajena a los escándalos de corrupción. Una auditoria de la Contraloría Delegada para el sector Educación, Ciencia y Tecnología, Cultura, Recreación y Deporte evidenció problemas fiscales con incidencia penal en la Universidad del Pacífico.

Por ejemplo, durante el año 2019 la institución universitaria expidió certificados de disponibilidad para respaldar gastos que se generaran de dos tarjetas de crédito Visa y Máster Card del Banco de Occidente omitiendo las normas de austeridad, evidenciando el despilfarro de recursos utilizándolos para gastos que no tenían que ver con la misión de la Universidad del Pacífico.


La Contraloría reveló que presuntamente se robaron 177 millones 235 mil pesos “situación que genera detrimento al patrimonio del Estado y reducción de los recursos destinados a atender las necesidades prioritarias de la Universidad”.

Fuente: Contraloría General, cuadro No. 22 Gastos Tarjetas de Crédito / Banco de Occidente.

La madre de familia Esmeralda Quiñonez, que tiene a su hijo estudiante en la Universidad del Pacífico, envió una carta al Ministerio de Educación el pasado 11 de enero, en la que solicita que le prohiban al rector despedir a más de 70 docentes que no son de los afectos del rector Riascos ni del congresista Milton Angulo.


La señora asegura que siendo el 2021 un año pre-electoral “todo lo anterior, lo ha venido haciendo el señor Dagoberto Riascos con el ánimo de continuar con el control de la Universidad al precio que sea necesario. Siendo éste, un año netamente político, el señor Dagoberto desea garantizarle cuotas burocráticas y demás arandelas al representante Milton Angulo Riveros, por ello, piensa tumbar el proceso de designación de rector en propiedad para de esta manera continuar con el poder”.


Veintiun estudiantes del programa de Hotelería y Turismo manifestaron en otra carta su rechazo a la decisión del rector de no renovar el contrato de las docentes Magda del Rocío Gonzáles Gutiérrez, Waldis Natalia Conrado Gamboa y Erika Ibargüen Angulo.


“No estamos de acuerdo con la manera en la cual están sacando a dichas docentes del programa y despidiéndola de la universidad sin darse a conocer una justa causa y clara razón. Es por eso que hoy los estudiantes nos ponemos en pie de lucha para abogar por nuestras docentes, ya que es mucho lo aprendido por por ellas. Hoy los estudiantes aclaramos ante usted por estas profesoras”.


De acuerdo con Rómulo Caicedo Riascos, el rector elaboró una estrategia suspicaz para evitar que los docentes que se oponen a su gestión no aspiraran a ser candidatos a rector, inscripción que tuvo plazo hasta el 25 de enero. Como el país entró en pandemia en marzo del año pasado, la Universidad del Pacífico extendió el segundo semestre de 2020 hasta marzo de 2021 pero la contratación de docentes del año pasado estaba pactada entre enero y diciembre porque nadie sabía que mundo entraría en una crisis por la Emergencia del Covid 19. Por lo tanto, la rectoría debió renovarle por treses meses, con un otrosí o cláusula en el contrato, a los docentes de los programas. Pero esto no fue así.


En su declaración Caicedo agrega que “para poder inscribirse como candidato a dicha representación estamentaria, los docentes tienen que estar contratados por la Universidad a partir de 2021, es decir, lo que aquí está pretendiendo el rector con su actuar desleal, no es otra cosa que dejar expirar deliberada y malintencionadamente el plazo de inscripción de candidaturas, el cual según el cronograma electoral establecido en el Acuerdo No. 090 de 2019, tiene su fecha límite el próximo 25 de enero, dicho en otras palabras se trata de la estrategia macabra y perfecta para impedir que haya competencia para sus candidatos, lo que en últimos significaría que si una vez cerradas las inscripciones solo se presentó una sola plancha, esta automáticamente ocupa el escaño como representante de los docentes ante el Consejo Superior Universitario conforme a lo establecido en el artículo 42 del Acuerdo Superior No. 070 de 2019 en su parágrafo”.


En algunos casos, se prescindió de los servicios profesionales de los docentes que el rector ve como una amenaza y que la facultad de Obras Civiles, Cine y Hotelería y Turismo se han quedado sin sus profesores principales.


“No hay ninguna explicación parea que hasta el momento de escribir estas líneas, no hayan sido contratados la gran mayoría de docentes universitarios, quienes una vez contratados quedan habilitados para elegir y, por qué no decirlo, para postularse como candidatos a la representación por el estamento docente, si alguno de ellos lo considera pertinente, situación esta que resulta demasiado curiosa y suspicaz, pero menos explicación tiene el hecho de enterrarnos por fuentes extraoficiales que en este momento los candidatos que respalda abiertamente y quiere imponer la administración para la representación de los docentes, es decir, la plancha conformada por los profesores Lides Leonardo Lerma (principal) y Juan Ricardo Buenaventura (Suplente), es hasta el momento, la única plancha inscrita ante la Secretaría General de la Universidad”, dice la denuncia de Caicedo Riascos.