Del policía de la cuadra…al asesino

Por: Walter Aldana. Columnista Pares.


En nuestra niñez en Bogotá, en el barrio ciudad Kennedy, el Sr. Bolívar era el policía de la cuadra, nos cuidaba de malos ‘robones’ de niños, nos reprendía como un segundo papá y nos hablaba de la convivencia comunitaria; nos alegraba verlo con su uniforme.


Desde hace por lo menos dos décadas hombres y mujeres que portan esos distintivos que ante mis ojos infantiles hicieron grande al Sr. Bolívar, cada vez que les veo los asocio con el autoritarismo, el miedo, la corrupción y los matones.


Y a sus mandos, los generales, los directores como “alcahuetas”, “cómplices” de las arbitrariedades y NO estoy equivocado, lamentablemente no estoy equivocado, los hombres y mujeres determinados por la ley para protegernos son hoy por hoy, EN SU MAYORÍA los más cercanos determinadores y directos responsables de crímenes y violaciones a los derechos humanos.


Sépanlo señores mandos de la policía, ese discursito rayado de las “manzanas podridas