Corren peligro quienes destaparon la ‘Ñeñepolítica’

Por: Laura Cano. Periodista Pares.


El pasado 04 de marzo se conoció el resultado de años de investigación periodística de Gonzalo Guillén (La Nueva Prensa) y Julián Martínez, quienes revelaron lo que sería una compra de votos ordenada por Álvaro Uribe Vélez para el actual presidente, Iván Duque. Esto luego de que la Fiscalía adelantará medidas para establecer los responsables del asesinato de Óscar Rodríguez, hijo de Carlos Rodríguez, un famoso sastre de la zona, ocurrida el 18 de agosto de 2011 en Barranquilla.


Este homicidio fue el resultado de un ajuste de cuentas: José Guillermo Hernández Aponte ‘Ñeñe’ le debía un valor cercano a los $1.000 millones a Carlos Rodríguez, quien habría decidido mandarlo a asesinar, pero en una equivocación por parte de los asesinos quien murió fue Óscar. En este caso también está relacionado Marquitos Figueroa, un narcotraficante, contrabandista y sicario, miembro de la ‘Banda de Marquitos’ o ‘Los Cuchicheros’, quien desde el 2014 está recluido en la cárcel La Picaleña en Ibagué.


A esto se le suman investigaciones por lavado de activos de varios periodistas que venían desde el 2012, lo que daría paso a la captura de Francisco ‘Kiko’ Gómez, exgobernador de la Guajira por concierto para delinquir y homicidio, hechos también relacionados, para ese momento, con Marquitos Figueroa. En este momento las pruebas se centran en el hallazgo de varios audios de llamadas que demostrarían cómo a través del Ñeñe se planeó y ejecutó la compra de votos en el norte del país.