Comunicado público de la juntanza inter-étnica social ypopular

Por: Redacción Pares


A pesar de las reiteradas alarmas y peticiones de apoyo al Gobierno Nacional y a la Fuerza Pública, las comunidades del Bajo Calima y el Bajo San Juan siguen viviendo una grave crisis humanitaria producto del confinamiento y desplazamiento forzados a causa de la fuerte y abierta presencia del Clan del Golfo en el territorio y sus enfrentamientos con el ELN.


Miedo, silencio y zozobra es lo que viven decenas de familias que han quedado en medio del fuego cruzado entre las estructuras armadas ilegales que combaten por el control desde hace seis meses, sin que la Fuerza Pública intervenga de manera directa buscando controlar la situación.


Lea aquí el comunicado completo con los hechos más recientes, exigencias y peticiones que hacen la Juntanza Inter-Étnica Social y Popular desde zona rural de Buenaventura: