Carmen Ordoñez: Soy una perlita pero tengo mi carácter