Barco, el exterminio de la UP y la verdad