Al campesino no le ha llegado la paz, ni la tierra

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


En el Acuerdo de Paz firmado entre el anterior gobierno y las otroras Farc en noviembre de 2016, se estipularon seis (6) puntos para dar fin a un conflicto de más de 50 años con la guerrilla más grande de Colombia.


El primero de ellos, titulado “Hacia un nuevo campo colombiano: reforma rural” prometió, entre otras cosas, sentar las bases para la transformación del campo, crear condiciones de bienestar para la población rural y, de esa manera, contribuir a la no repetición del conflicto.


Es por eso que, las organizaciones de derechos humanos, y las demás entidades que le hacen seguimiento al pacto de paz se reúnen con frecuencia para hacer un balance de cómo va la implementación del texto. Y más en un contexto en el que analistas aseguran que mientras el pacto va a paso lento; el asesinato a líderes campesinos, indígenas y afros va en aumento.


De acuerdo con el Sistema de Información-SIPARES de las Fundación Paz y Reconciliación-Pares desde que se firmó el acuerdo hasta este jueves se han registrado 37 líderes campesinos asesinados.


Este jueves, la Defensoría del Pueblo, encargada de velar por los