• Redacción Pares

“A mí me parece que todo esto es una trampa”

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


El Consejo de Estado decidió el pasado viernes mantener la curul del exjefe guerrillero Seuxis Paucias Hernández ‘Jesús Santrich’, privado de la libertad desde el año 2018. Sin embargo, el mismo día, un presunto caso de corrupción hizo que esta decisión pasara a un segundo plano.

La Fiscalía General capturó a cuatro miembros de la JEP que estaban recibiendo un millonario soborno supuestamente para favorecerlo en el proceso de extradición hacia Estados Unidos. Pares habló con Alirio Uribe, abogado defensor de Santrich.


Una cadena de hechos


El viernes en la mañana se conocieron dos hechos relacionados al exjefe guerrillero: el fallo a favor de Santrich por parte del Consejo que le dio luz verde para participar en política y la decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de no brindar más pruebas a Colombia.


Santrich se encuentra en prisión desde el 9 abril del año pasado tras una orden de captura por parte de Estados Unidos por supuestos delitos de narcotráfico.


Entonces, la Alta Corte negó el recurso interpuesto por la Cámara de Representantes para darle muerte política a Santrich. Desde octubre del año pasado, la Cámara expresó que debido a que el exguerrillero no se posesionó en los tiempos que estipula la Constitución, debía perder su investidura.


Sin embargo, el Consejo decidió “Denegar la solicitud de pérdida de investidura del congresista Seuxis Paucias Hernández Solarte y, por lo tanto, declarar probada la situación de fuerza mayor en relación con su inasistencia a tomar posesión del cargo, de conformidad con el numeral 3 del artículo 183 de la Constitución Política”, reza la sentencia.


El futuro de Santrich


Tanto la Procuraduría General como la defensa de Santrich expresaron que en este caso hay una fuerza mayor que no ha permitido que el exguerrillero se posesione en la Cámara de Representantes.


“Una vez cesara la fuerza mayor, que era la que debía haber cesado el viernes después de que Estados Unidos dijera que no iba a mandar más pruebas, él podía comparecer en el Congreso y tomar sus curul”, expresó a la Fundación Paz y Reconciliación Pares Alirio Uribe, actual defensor de Santrich en el caso de la pérdida de investidura.


Sin embargo, con este episodio de corrupción en el que están involucrados el fiscal Carlos J. Bermeo de la JEP y el exsenador Luis A. Gil entre otros funcionarios públicos para favorecer presuntamente la no extradición de Santrich, pone en tela de juicio el futuro del exjefe guerrillero.


Uribe explicó que desde el momento de la captura de Santrich, los procedimientos han estado fuera de lo estipulado por ley. “Jurídicamente el fiscal jamás debió detener a Santrich, se debió haber iniciado el proceso, debió haber ido al Congreso”, sentenció.


“A mí me parece que esto es una trampa porque Santrich no tiene hoy en Colombia ningún proceso abierto, ninguna medida de aseguramiento vigente. Él estaba amnistiado, de hecho, es de los mandos que no tienen procesos abiertos en Colombia”, agregó Para el abogado defensor, si la Fiscalía encuentra pruebas de que este episodio de sobornos fue ordenado por él o era para favorecerlo a él significaría el cierre de un proceso de extradición pero, la apertura de otro, pues podría ahora terminar detenido por un soborno o un concierto para delinquir.


“Entonces para eso es que van. Queda en libertad porque no es posible extraditarlo, es decir, la detención fue administrativa y arbitraria, pero quedaría vinculado a un proceso donde seguramente le impondrían una medida de aseguramiento”, añadió.


De su lado, el partido Farc, creado a partir de los acuerdos de paz entre el gobierno anterior y la exguerrilla, dijo el fin de semana que todo se trata de “un montaje” por parte de la Fiscalía para retener más tiempo a Santrich y quitarle legitimidad a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que se vio envuelta en el escándalo por parte de unos de sus funcionarios.


¿Por qué se mantuvo la curul?


El Consejo de Estado señaló que Seuxis Paucias Hernández Solarte obtuvo su curul como Representante a la Cámara como consecuencia de la implementación del pacto de paz, sin embargo, el demandado no pudo tomar posesión del cargo en cumplimiento de la orden de captura internacional.


Asimismo, reconoció que se encuentra privado de la libertad, “pese a que no existe un proceso penal vigente en su contra en el país y, por consiguiente, actualmente no es sujeto de una medida de aseguramiento”.


Por su parte, Uribe expresó que en Colombia cualquier persona que sea detenida debe pasar por un juez dentro de las 36 horas siguientes. En este caso, Santrich va a completar un año detenido y ningún juez ha podido revisar la captura judicialmente porque es un trámite de naturaleza administrativa.


En ese sentido, este es un caso de fuerza mayor por el que Santrich no ha podido ejercer como congresista, pese a las múltiples solicitudes a la Fiscalía para que lo dejaran posesionarse desde la cárcel.


«El Fiscal le mintió al país»


“El Fiscal le mintió al país. Dijo que tenía pruebas contundentes y resulta que no había ninguna prueba”, agregó Uribe.


Por otro lado, un argumento central de la defensa y que el Consejo recogió, es que parte central del proceso de paz es la participación política. “Entre otras cosas en este proceso más que defender la curul de Santrich lo que defendí fueron los acuerdos de paz y el núcleo de la participación política”, dijo el abogado.


“Ese era el espíritu del alegado, es decir, defender el derecho de participación política en virtud del acuerdo de paz”, explicó.


No hay silla vacía


Así las cosas, la Presidenta del Consejo de Estado, Lucy Bermúdez, dijo en rueda de prensa que “el partido sigue conservando la curul. La decisión lo que lleva es a decir que hasta aquí (…) no hay lugar a decretarle la pérdida de investidura es decir la muerte política, es decir, que no está inhabilitado por una decisión de pérdida de investidura para posteriormente postularse a cargos de elección popular”.


Por lo pronto y de acuerdo con el artículo 134 de la Constitución cuando un congresista tiene una medida de aseguramiento, caso tal de Santrich, este tiene una “falta temporal”, por lo tanto, se posesiona el que sigue en la lista de aspirantes.


Por ahora el excombatiente Benedicto de Jesús González, ya está oficiando como Representante a la Cámara en la curul de Santrich, tras una serie de tutelas, y mientras se sabe el rumbo del caso Santrich él estará reemplazándolo.


Con la decisión del Consejo de Estado y el pronunciamiento de Estados Unidos, Santrich estaba más afuera que adentro de las rejas, sin embargo, este episodio de corrupción deja en vilo una vez más su llegada el Congreso.