3 razones para ser un empresario de paz

Extracto de la publicación Invirtiendo en el futuro. Guía para construir paz desde el sector empresarial en Colombia.

Por: Universidad Externado de Colombia y Conflictos asociados al desarrollo-Pares


Existe un consenso cada vez más amplio en cuanto a la importancia del sector empresarial como aliado estratégico para la construcción de paz en países afectados por conflictos armados. Por lo general, se asume que el Estado es el principal responsable de la paz, pero este no puede hacer todo el trabajo solo. La cooperación internacional es, usualmente, el primer aliado que el Estado considera para fortalecer su trabajo, pero sus recursos son limitados.

Del otro lado está el sector empresarial, al cual recientemente se ha denominado como la “niña consentida de las organizaciones domésticas e internacionales” (Rettberg, 2010), en referencia a su importancia como socio para la construcción de paz.

Cada vez más los gobiernos y las agencias de cooperación buscan potenciar sus intervenciones, y la sostenibilidad de éstas, a través de la vinculación de los empresarios. Se ha entendido el gran potencial transformador que tienen los empresarios en las relaciones sociales. Todas las empresas, de todos los sectores, de todos los tamaños pueden contribuir en el gran propósito de la paz.

Construir paz implica, en gran medida, superar una serie de condiciones que denominamos retos del postconflicto, para lo cual se requiere el trabajo de todos los actores relevantes en los territorios, incluyendo a las empresas. Por ejemplo, superar fenómenos como las economías criminales no será posible si el Estado y el sector empresarial n