Un gran tipo… pero no ha hecho nada por nosotros

Por: Ariel Ávila Martínez. Subdirector Pares.


El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho una declaración a finales de la semana pasada. Refiriéndose a Colombia, y en particular al presidente Iván Duque, manifestó que el presidente colombiano era “un gran tipo”, que Duque le había dicho que iba a detener las drogas, pero “hay más drogas saliendo de Colombia ahora mismo que antes de que fuera presidente”. Un verdadero baldado de agua fría para el ejecutivo colombiano.


La política exterior de la administración Duque optó por tomar como único eje de acción obedecer a los Estados Unidos, para ello llevó su agenda de relaciones al tema de narcotráfico y obviamente al tema de Venezuela.


Incluso los expertos en política exterior colombiana manifiestan que, si bien esta situación de girar solo alrededor del Tío Sam es una práctica recurrente, nunca se había visto una domesticación tan rápida y voluntaria del ejecutivo colombiano como la que ha hecho Duque.


Ahora, con las críticas de su aliado principal, quedan al menos dos cosas claras. Por un lado, que sin Venezuela las relaciones entre Colombia y Estados Unidos son totalmente narcotizadas. Pero tal vez lo otro que queda claro es que las soluciones del gobierno Duque, el diagnóstico sobre el fenómeno del incremento de los cultivos y su lógica para entender este mercado, son totalmente erróneas.