La Economía Naranja y el Ministerio de Cultura 2018-2022

Por: Nataly Triana Guerrero, Asistente de Investigación

Línea Democracia y Gobernabilidad


Según el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, las tareas fundamentales del sector cultura para este cuatrienio se encontraban vinculadas a la promoción y el desarrollo de la economía naranja, bandera del gobierno de Iván Duque que tenía el propósito de lograr una transformación social a partir de la creación, producción y presentación de contenidos culturales y no propiamente culturales que pudieran estar protegidos por leyes de derechos de autor. De acuerdo con el DANE, esta política involucra alrededor de 103 actividades económicas, entre las que se encuentran 34 de inclusión total y 69 de inclusión parcial que pertenecen a las tres áreas de la economía naranja.

Esta apuesta no obtuvo mayor visibilidad y relevancia por varios factores. En primera instancia, la definición de economía naranja incluye un sin fin de actividades económicas que aún no son claras en términos de delimitación y simplicidad. En segundo lugar, el Ministerio de Cultura fue una entidad que se caracterizó por la alternancia de ministros, lo que representó una discontinuidad para el debido cumplimiento de los planes, programas y proyectos, y en especial un reto para funcionarios públicos que no registran experiencia y/o conocimientos técnicos en arte, cultura y patrimonio.

Así mismo, fue un ministerio que estuvo destinado a la marginalidad en comparación con otros, debido a sus asignaciones en el Presupuesto General de la Nación (PGN). De acuerdo con la Ley del Presupuesto General de 2022, al Ministerio de Cultura solamente le fue asignado el 0,14% del PGN. Esta asignación no varía a la presentada en años anteriores, por lo menos para el caso de 2020 la asignación del sector representó solamente el 0,13% del PGN.


Elaborado por: Fundación Paz & Reconciliación (Pares). Fuentes: Decreto 2467 del 2018, Decreto 2411 del 2019, Decreto 1805 del 2020 y Decreto 1793 de 2021.

También hay que decir que cultura fue de los sectores más afectados por la pandemia del Covid-19. De acuerdo con el DANE (2020), las industrias culturales, las artes y el patrimonio, fueron los campos más golpeados de la economía naranja, al registrar caídas del -25,5% y -15,2% respectivamente, a comparación del año anterior. Esta misma entidad señaló que hubo una reducción del 44,7% en exportación de actividades de inclusión de la economía naranja, comparada con el mismo año.

Aunque este fenómeno no se dio exclusivamente en Colombia, sí evidenció la fragilidad, precariedad e informalidad socioeconómica de los artistas. De acuerdo con el DANE en su sexto reporte sobre la economía naranja, las tasas de crecimiento de personas ocupadas en los sectores de la economía naranja en el primer trimestre de 2021, comparado al mismo periodo del año anterior en las áreas de artes y patrimonio, industrias culturales y creaciones funcionales, fueron del -10,3%, 7,1% y -14,2%, respectivamente.

Entre las acciones para mitigar el impacto de la pandemia que hicieron parte del portafolio de Mincultura. se encuentra el Decreto 475 de 2020 mediante el cual se destinaron recursos transitorios para el sector de espectáculos públicos de artes escénicas y a través del que se ampliaron los plazos para el pago de obligaciones parafiscales y tributarias.

Esta medida fue percibida como limitada, debido a que invisibilizó otros agentes del sector cultural, ya que este decreto benefició diferencialmente al sector de las artes escénicas que se dedica a la creación de contenido virtual. En otras palabras, este decreto dejó de lado la cadena productiva de los eventos y espectáculos, así como a otras áreas no dedicadas a la producción audiovisual.

Al respecto, el DANE (2022) señaló que la composición del valor agregado de la economía naranja es del 47% en creaciones funcionales, 28,6% en artes y patrimonio y 24,4% en industrias culturales. Lo que demuestra que el sector que tiene mayor peso es el área de creaciones culturales, el cual está compuesto por tres segmentos: medios digitales, software y publicidad.

Otros programas incentivados por este ministerio fueron la plataforma latinoamericana de streaming Retina Latina y la plataforma de primera infancia Maguaré, también se impulsaron las estrategias de #MuseosEnCasa y #TuCasaEsColombia, entre otros.

A pesar de que el contenido de cada uno de estos programas es relevante y significativo para el país, se evidencia que las acciones producidas en la emergencia sanitaria tuvieron un componente mayoritario de virtualidad. De esta manera, tras lo presentado por el propio Ministerio, se observa que no hubo apuestas diferenciales para los municipios y zonas rurales del país donde no hay acceso a internet. De acuerdo con el DANE (2021), únicamente el 56% de los hogares tiene acceso a internet, esto sin mencionar que se cuenta con que 1.710 poblados rurales que solo tienen acceso a electricidad entre cuatro y doce horas al día (Ministerio de Minas y Energía, 2019).

Posteriormente, el Ministerio de Cultura implementó la “Ley Reactivarte, medida legal que tiene el objetivo de reactivar y fortalecer el sector cultura a través de la inversión privada en incentivos fiscales y oportunidades de crédito. Por medio de esta ley, se han gestionado convocatorias como “ReactivArte”, que han presentado estímulos especiales a salas de teatro y espacios no convencionales destinados a las artes escénicas. A la fecha, se desconoce el impacto en la reactivación económica a partir de este mecanismo y sus distintos programas.

A pesar de todo esto, es importante reconocer que, de acuerdo con el DANE, para el periodo enero-septiembre del 2021, comparado el año 2022, hubo una recuperación de personas ocupadas en la economía naranja en las áreas de artes y patrimonio, industrias culturales y creaciones funcionales, estas presentaron un crecimiento del 7,7%, 13,9% y 5,6%, respectivamente.

Esta misma entidad, en su séptimo reporte, ha determinado que el nivel de recuperación de las personas ocupadas en la economía naranja es mínimo, de hecho, de 2020 a 2021 se pasó de 2,72% al 2,85%. Sin embargo, el hecho que haya más personas ocupadas no significa que estén en condición de asalariados, por lo menos de las 600.918 personas ocupadas en los tres sectores de la economía naranja, el 49% lo hace en condición de independientes. Esta cifra no varía con respecto al año anterior, que se ubicaba en el 48% del total de personas ocupadas y que esencialmente están compuestas por artistas dedicados al sector de artes y patrimonio.

El sector cultura sigue en recuperación de la pandemia y de fondo no ha podido resolver los problemas asociados a la inestabilidad e informalidad de los artistas en Colombia, lo cual será el reto para el próximo gobierno de Gustavo Petro y su ministra, Patricia Ariza, quien conoce en carne propia las carencias de quienes conforman las artes, el patrimonio y la cultura. Por lo pronto, este nuevo gobierno anunció que la Política de la Economía Naranja no seguirá, ya que no logró presentar un avance o aporte a la inversión cultural y económica del país.

Hitos del sector

  • En junio de 2022 el Tribunal superior de Magdalena profirió una orden de arresto domiciliario al presidente Iván Duque y la ministra de cultura, Angélica María Mayolo, debido al desacato de una orden judicial emitida por el mismo despacho en junio del año pasado, en la cual se estipulaba la expedición del decreto a través del cual se adoptara el Plan Maestro Quinto Centenario de Santa Marta, de conformidad con lo discurrido en la Ley 2058 de 2020. Frente a esto, la ministra de cultura señaló que apelará el fallo debido a que desde el sector se había dado cumplimiento.

  • En julio de 2022 el Ministerio de Cultura declaró desierta la licitación que pretendía el rescate del galeón San José, de esta manera se rechazó los acuerdos con la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG (MAC), que pretendía entregar parte del galeón San José como pago de rescate, de esta manera la totalidad del Galeón es considerada patrimonio cultural y por ello se encuentra prohibida la venta o entrega de cualquier pieza. De acuerdo con la canciller, Marta Lucia Ramírez, se llevará a cabo una nueva convocatoria para la extracción del galeón y su carga.