top of page

José Antonio Salazar, ¿Héroe o villano?

Por: Redacción Pares



Fotos tomadas de: Semana


Petro lo señaló en Twitter: José Antonio Salazar era un traidor. El secretario general de la cancillería, aprovechó la ausencia de Álvaro Leyva y del canciller encargado, Luis Gilberto Murillo, quien se encuentra en Ginebra, Suiza, para entregarle el contrato de los pasaportes, que tiene un costo de $599.000 millones, a la firma Thomas Greg & Sons. El gobierno se había trasado, desde hacía más de un año, romper un monopolio de más de 25 años de la firma, cuya filial en Colombia es propiedad de la controvertida familia Bautista. La decisión de Salazar tomó por sorpresa a todo el mundo, sobre todo al gobierno.


Salazar era de absoluta confianza de Álvaro Leyva. Se conocieron durante la campaña presidencial de Belisario Betancur en 1978, las que perdió con el liberal Julio César Turbay Ayala. Leyva y Salazar pertenecían a esa ala progresista del partido Conservador, partidaria de cambios sociales y de una salida negociada con las guerrillas. Belisario ganaría las elecciones de 1982.


 Salazar ha estado con Leyva desde su primer paso por el senado en 1982 y mientras el actual canciller fue nombrado ministro de Minas y Energía en 1984. Esa amistad, de 46 años, se rompió con una firma.


La furia de Petro se expresó en su cuenta de X, en donde de un trinazo lo echó de la cancillería:


“El secretario general de la Cancillería nos ha traicionado. Se firma su insubsistencia inmediata. El contrato es corrupto y aquí está metida la capacidad de la empresa particular en todo los procesos de Thomas Greg & Sons y en la monopolización de todos los datos privados en una sola empresa privada”.


Salazar se ha defendido diciendo que él lo que hacía era cumplir con su deber. La licitación para valorar oferentes que pusieran fin al monopolio de Thomas Greg & Sons en el manejo de los pasaportes arrancó en diciembre del 2022, en ese mes se publicó la necesidad de un requerimiento y en mayo del 2023 se abrió el proceso. Había unos requisitos de ley que sólo los cumplía un proponente, Thomas Greg & Sons.


“El señor presidente está equivocado, yo soy un hombre leal, entiendo que el presidente está mal informado”. Le dijo Salazar a Julio Sánchez Cristo en una entrevista en W Radio después de ser declarado insubsistente en el cargo por Petro. En muchas oportunidades el presidente le pidió a Salazar cambiar el pliego de requisitos para abrir el abanico y que otras firmas pudieran cumplir ese servicio. Desde mayo empezaron las intervenciones e intereses manifiestos.


“En la secretaría jurídica de la presidencia empezaron a hacerle un seguimiento al proceso licitatorio, se respondieron todas las observaciones. Llegó al punto a una reunión citada con Vladimir Fernández, una reunión con 25 personas, estaba la secretaría de presidencia con el doctor Idárraga y hasta un delegado del ministerio de transporte. En esa reunión se tomó nota y se ajustaron los pliegos de requisitos” Dijo en la misma entrevista Salazar. Los pliegos se publicaron en el SECOP. Salazar fue el encargado de esa licitación hasta que el 23 de septiembre Alvaro Leyva declaró el proceso desierto algo que podría causarle una multa millonaria al Estado. Salazar le recordó los riesgos que asumía al tomar esa decisión. Entre los argumentos del canciller para no conceder la licitación estaban la violación “de la igualdad y la equidad en la participación de todos los oferentes”. Es que Thomas Greg, de todos los aspirantes, es el único que tiene una fábrica de pasaportes en Bogotá.


Luis Gilberto Murillo, quien tenía en carpeta pedirle la renuncia a Salazar, le habría dicho que le iba a solicitar al presidente una conciliación con Thomas Greg & Sons. Murillo, quien todo indica será el próximo canciller, llegó a pedirle renuncias a todo el circulo de confianza de Álvaro Leyva.


Salazar estaría salpicado en varios escándalos que lo habrían distanciado de su íntimo amigo Álvaro Leyva. Según la revista Cambio en la cancillería habrían personajes, liderados por el secretario Salazar manejando la contratación “de forma dudosa”. Incluso el propio canciller afirmó que iba a sacar “el cartel público y privado”.


Mientras muchos periodistas, contrarios a Petro, se refieren a Salazar como un héroe, Paola Herrera de la W Radio afirmó que Salazar tiene una denuncia penal por haber direccionado los pliegos a favor de Thomas Greg & Sons. “Todo el problema empezó ahí, en la estructuración y él extrañamente se salvó de la Procuradora .Además hay otras denuncias por entregar más contratos a dedo” Afirmó la acuciosa investigadora.


Por ahora, mientras Petro, Leyva y Murillo están furiosos, Thomas Greg & Sons se frotan las manos. Ganan siempre, ya sea que la moneda caiga en cara o en sello.

Kommentare


bottom of page