• Redacción Pares

¿Habrá impunidad para exlíder de ‘Los Urabeños’?

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares


Este lunes se conoció que Estados Unidos dio luz verde a la extradición del narcotraficante y exmiembro de Los Urabeños, Camilo Torres Martínez, alias ‘Fritanga’ debido a que tuvo una rebaja de pena por colaborar con las autoridades norteamericanas en el esclarecimiento del envío de cientos de kilogramos de droga que ingresaron a ese país durante más de una década.


“Fritanga”, oriundo de Unguía, Chocó, estuvo seis (6) años y cuatro (4) meses (2013-2019) en una cárcel de Estados Unidos, sin embargo, fue solicitado en Colombia para responder por los delitos de narcotráfico y falsedad en documento público. Y hasta el momento se conoce que este lunes aterrizaría en suelo colombiano.


El entonces segundo al mando del grupo criminal los Urabeños fue capturado en julio de 2012, mientras celebraba las nupcias en el hotel Punta Faro en la Isla Múcura, del Golfo de Morrosquillo, con la modelo colombiana Diana Salazar.


Este hecho suscitó un gran escándalo mediático debido a que varios cantantes nacionales e internacionales estuvieron en el casamiento, y fueron sorprendidos por las autoridades colombianas que llegaron a capturarlo en plena celebración.


¿Quién es “Fritanga”?


Se conoce que la madre de Camilo Torres vivía junto con sus hijos en la ciudad de Medellín, sin embargo, decidió trasladarse para probar suerte en otro lugar y fue en ese momento cuando viajó con sus hijos, entre ellos Camilo, hacia Valledupar donde montó un restaurante; y de allí nació el alias “fritanga”.


Al principio ayudaba en el negocio familiar, pero tiempo después entró a las filas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo paramilitar que se desmovilizó en el 2006 con aparentemente 30.000 combatientes.


Sin embargo, él y otros de sus más allegados como su primo Jhon Fredy Manco, alias el Indio, pertenecientes a dicha estructura armada no se acogieron al proceso de desmovilización, que tuvo lugar en el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.


Así las cosas, Torres aprovechó que Daniel Rendón Herrera alias Don Mario, una de las cabezas más reconocidas de las AUC decidió apartarse del proceso de reincorporación y crear en 2007 su propia estructura armada en el Urabá, antioqueño para continuar con las actividades delictivas. Al principio se autodenominaron “los héroes de Castaño”, pero más adelante serían llamados los Urabeños y allí fue escalando hasta llegar a ser el segundo al mando.


En 2008 se conoció de la existencia de “Fritanga” debido a que la Corte Suprema de Justicia -CSJ, inició ese año una investigación contra Guillermo León Valencia Cossio, ex director de fiscalías en Medellín por favorecer a varios criminales de dicha estructura como Torres y sacarlos de la lista de los más buscados del país. Por consiguiente, fue capturado y luego dejado en libertad por mal procedimiento.


Así las cosas, ya había un precedente de Torres en los entes judiciales, pero varias triquiñuelas lo habían dejado libre. Por esa misma época, en el 2009 “Don Mario” fue extraditado a Estados Unidos y allí hubo movimientos en la estructura.


Los hermanos Úsuga tomaron el mando, y por esta razón el grupo pasó a conocerse como el Clan Úsuga. Sin embargo, varias familias que llevaba ese apellido solicitaron al gobierno utilizar otro nombre, debido a que, estigmatizaba a las familias que no hacían parte, y desde ese momento lo que en principio fue “los héroes de Castaño”, se denominó “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” y nombradas por el gobierno como Clan del Golfo.


Torres o “fritanga” siguió delinquiendo y en el 2012 finalmente fue capturado. Al principio estuvo unos meses en dos cárceles en Colombia, pero luego fue pedido por Estados Unidos y hasta hoy se volvió a tener razón de él.


¿Qué viene para el exparamilitar?


Tan pronto llegue a la base militar de Catam, Torres quedará a disposición de Migración Colombia para ser judicializado por los delitos por los cuales fue sentenciado a 21 años de cárcel. Sin embargo, todo indica que el narcotraficante saldrá bien librado de esta condena, debido a que el principio “non bis in idem” prohíbe que una persona sea juzgada dos veces por el mismo delito.


En ese sentido, la CSJ deberá pronunciarse sobre este caso, pero al parecer “Fritanga” deberá responder únicamente por el delito de falsedad en documento público, porque ya respondió por el primero en Estados Unidos. Así las cosas, estará en la cárcel solamente unos meses porque la condena más importante sería anulada.