Ataque en Bolívar (Cauca), otra tragedia anunciada