top of page

Armar a civiles: Yahir Acuña resucita el paramilitarismo en Sucre. Denuncia de León Valencia

Por: Redacción Pares



Entre 1996 y el 2003 en el departamento de Sucre el proyecto paramilitar produjo 42 masacres. En él participaron ganaderos y políticos. Y, a pesar de esto, veinte años después, el alcalde de Sincelejo, Yahir Acuña, anunció esta semana que lanzará una estrategia de seguridad en donde armará a 100 ex militares, hoy civiles, para que cumplan funciones exclusivas de la fuerza pública. El alcalde sorprendió afirmando que se encargará de armar a estos ciudadanos. Así lo denuncia el director de la fundación Paz y Reconciliación en una entrevista a Cecilia Orozco publicada en el diario El Espectador titulada "La parapolítica vive".


En su carrera como investigador León Valencia ha sido un puntal de las denuncias contra la parapolítica. De hecho su gran trabajo contra esta práctica terminó con las condenas de 39 senadores y 47 representantes a la cámara, 12 gobernadores y 20 alcaldes políticos a quienes se le probaron sus nexos con el paramilitarismo.


En la entrevista con Cecilia Orozco Valencia recuerda lo nefasto que fue la implementación de las Convivir a mediados de la década del noventa sobre todo en Sucre. En ese momento 420 de esas "cooperativas de vigilancia" funcionaban en el Caribe y terminaron desencadenando el infierno de las AUC.


 Sucre fue un escenario de guerra. Políticos como el senador Álvaro "el gordo" García se aliaron con los paramilitares para consolidar su poder regional. El senador fue condenado por ser considerado el autor intelectual de la masacre de Macayepo, perpetrada el 14 de octubre del año 2000 y en donde fueron asesinadas 15 personas y 246 campesinos desplazados. Los responsables materiales fueron los hombres de Rodrigo Mercado Peluffo, alias “Cadena”. La razón de la masacre fue favorecer a latifundistas que se querían quedar con la tierra de esos campesinos.


Álvaro García fue sólo uno de los políticos que tuvieron nexos con las autodefensas. En ese departamento 35 políticos han sido procesados por la parapolítica, entre los que se cuentan ocho ex alcaldes, siete ex concejales, un ex diputado, tres ex gobernadores tres representantes a la cámara y tres ex gobernadores.


Los dos paras que sembraron el terror en Sucre fueron, el ya mencionado “Cadena” y Edward Cobos Téllez, alias Diego Vecino quienes estaban al frente del Bloque Héroes de los Montes de María. Otra de las masacres que se perpetraron en este departamento es la de Chengue, en Ovejas, Sucre, donde fueron asesinados 24 campesinos. Alias “Cadena” está detrás de más de setenta homicidios.


El actual alcalde de Sincelejo fue cercano de Enilce López, la empresaria del chance conocida como “La Gata”, quien murió en enero del 2024 y fue condenada por sus nexos con paramilitares. El padrino político de Acuña es Salvador Arana, el ex gobernador de ese departamento condenado por el asesinato del alcalde del Roble. Yahir Acuña además es cercano de otro ex parapolítico, Juan Carlos Martínez.


La entrevista que le da León Valencia a Cecilia López es una llamada de atención, una alarma a una realidad que sofoca: el paramilitarismo está vivo y la encarnación de ese viejo demonio es el Clan del Golfo, en uno de los apartes con López Valencia compara y distingue: “Hay dos diferencias importantes, los jefes de las AUC mantuvieron un discurso antisubversivo con el cual lograron conseguir el apoyo de importantes sectores de la sociedad y, además, conformaron una gran estructura nacional federada. El clan del Golfo es una fuerza atomizada. No existe una cúpula única y centralizada(…) hoy tienen en jaque a los dos puertos más importantes del país: Barranquilla y Buenaventura”.


La parapolítica, lo único diferente que tiene con respecto a lo que sucedió a principios de este siglo es que respira en cuerpo ajeno. Está más viva que nunca.

 

Commentaires


bottom of page