Aquileo Mecheche Baragon, otro mártir chocoano

Por: Redacción Pares


Aquileo ‘Aquileito’ Mecheche Baragon, de 52 años de edad quien deja ocho hijos, del Resguardo de Rio Chintadó jurisdicción del Municipio de RioSucio, fue presidente del Cabildo Mayor Indígena del Bajo Atrato CAMIZBA – ASOREWA, y rector desde hace siete años de la Institución Educativa Indígena Jagual y defensor de DDHH.

La Defensoría del Pueblo y otras organizaciones registran más de 400 asesinatos de líderes y lideresas sociales hasta la fecha. Sin embargo, para Pares estas cifras se consolidan en el marco de la violencia selectiva.


En ese sentido, el homicidio no es registrado como un asesinato de líder social sino que primero se investiga si ese asesinato fue en razón del ejercicio de su actividad como líder social.

Otra razón de la variación en las cifras con otras organizaciones es el periodo en el que se han analizado los datos. En el caso de Pares, las 247 víctimas fueron contabilizadas desde la firma del acuerdo de paz.


Por último, “el último contraste que hicimos muy fuerte fue con las cifras que registra el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) sobre asesinato selectivo contra líderes sociales”, explicó el Coordinador de la línea de Postconflicto.


El viacrucis del Chocó


El hecho ocurrió en la cabecera municipal de Río Sucio, Chocó, a las 10 de la noche del 12 de abril de 2019.


El líder indígena Aquileo Mecheche Baragon, fue sacado de su residencia y asesinado diagonal a las instalaciones de CAMIZBA tras recibir tres impactos de balas en el rostro.


El viacrucis en el Chocó es de muchos pasos, a propósito de la Semana Mayor, en el mismo Chocó, en el Municipio de Bagadó, otro dirigente Embera murió por deficiencia de servicio médico, se trata de Abelardo Rivera, docente de la comunidad de Iraka del Resguardo Alto Andagueda, ex Cabildo Mayor y ex Concejal de Bagadó.


Con el dirigente Abelardo van más de 10 indígenas reportados este año por muerte, a causa de la deficiencia de servicio médico, en gran medida por el confinamiento a que son sometidos por el conflicto armando en su territorio.


Por ejemplo en Juradò: “antes se tenía placa e insumos para tomar la gota gruesa de la Malaria, hoy eso no hay.


Desde Juradò este año están remitiendo paciente a Quibdó para la toma gruesa, y eso aquellos que pueden ser trasladados a centros de salud de la región y si corren con suerte a la capital del Chocò”, recalcan otras voces que claman a grito ser escuchados


“En un departamento selvático como Chocó, en algunos municipios no hay suero antiofídico para tratar mordedura de serpiente…”, y lo peor aún muchos menores y mayores siguen muriendo por malaria, diarrea e infecciones respiratorias…”, estos relatos se repiten y no cesan en cada vuelta del viacrucis.


El cuerpo de Aquileo fue devuelto a la Madre Tierra


El cuerpo de Aquileito Mecheche fue sembrado o devuelto a la Madre Tierra. De acuerdo a la cultura Embera Dóbida la siembra o dejar sembrado en la Madre Tierra, en lengua materna se denomina ÊÛJÃTHE, parecido alcance para Embera Katio que es Jou bu dai.


Se resalta que la siembra es en abundancia, ya que la partida no es una pérdida en la medida que trasciende a otro vida y desde allí seguirá guiando a su Pueblo.