top of page

Llevando internet a las zonas más remotas: el proyecto de comunidades de conectividad en Colombia

Por: Katerin Erazo, Periodista


Fotos tomadas de: MinTic y Revista Economía


El acceso a Internet se ha convertido en una necesidad básica en la sociedad contemporánea, pero lamentablemente, muchas comunidades en zonas rurales y remotas aún carecen de esta vital herramienta. Consciente de esta brecha digital y comprometido con la inclusión tecnológica, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) de Colombia ha lanzado el innovador proyecto de Comunidades de Conectividad.

Las Comunidades de Conectividad son mucho más que un simple proyecto de infraestructura de red. Se trata de una estrategia integral que involucra a las propias comunidades en el diseño, implementación y gestión de sus propias redes de Internet.


Estas comunidades de conectividad, establecidas mediante un decreto firmado en julio de 2023, buscan llevar Internet a las zonas más apartadas del país a través de la colaboración con Juntas de Acción Comunal y organizaciones similares. El objetivo principal de esta estrategia es organizar a las comunidades y proporcionarles las herramientas necesarias para que ellas mismas puedan llevar el servicio de Internet a sus hogares.


El proyecto cuenta con un respaldo financiero significativo, con el MinTIC destinando $200.000 millones de pesos del presupuesto para 2024. Además, se espera beneficiar a cerca de 10.000 comunidades en su fase inicial, con el apoyo de entidades aliadas para la infraestructura y el crédito necesario.


El ministro TIC Mauricio Lizcano ha sido un firme defensor de este proyecto, destacando su importancia para cerrar la brecha digital en Colombia. Lizcano ha enfatizado que el objetivo no es competir con proveedores de Internet establecidos, sino ofrecer conexiones a tarifas sociales gestionadas por líderes locales.


Hasta marzo de 2024, el proyecto ha avanzado activamente, con MinTIC propiciando encuentros con organizaciones sociales y proveedores de servicio de Internet en varias regiones del país, como Tunja y Cali. Hasta la fecha, se han identificado 2.842 posibles beneficiarios, y se están llevando a cabo caracterizaciones y estudios de campo para determinar las soluciones tecnológicas más adecuadas para cada comunidad.


El proyecto de Comunidades de Conectividad se inspira en experiencias exitosas de otros países, donde la colaboración comunitaria y el apoyo gubernamental han permitido expandir el acceso a Internet en áreas rurales y remotas.


Por ejemplo, en Argentina, el Capítulo de la Sociedad de Internet implementó una red comunitaria en la zona rural de Las Lagunitas, con capacitación técnica para la comunidad local y el despliegue de tecnologías innovadoras, como paneles solares para abordar los cortes de energía frecuentes.


En India, se ha apostado por la banda ancha satelital para conectar áreas rurales, mientras que en Kenia, las redes comunitarias han sido clave para proporcionar acceso a Internet en zonas remotas.


En Colombia, experiencias como las redes comunitarias acompañadas por Colnodo abarcan varias regiones del país, como La Macarena en Meta y Caldono en Cauca, donde la comunidad participa activamente en el diseño, construcción y operación de la infraestructura de red.

Un ejemplo inspirador proviene de las familias que viven cerca del río Venus en Antioquia. Gracias al sistema de monitoreo desarrollado por el Centro de Excelencia y Apropiación en Internet de las Cosas (CEA-loT), en colaboración con entidades como el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), el sector privado y académico, estas familias pueden conocer en tiempo real el nivel de las aguas del río a través de sus teléfonos celulares.


Este proyecto, liderado por la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), es un ejemplo de cómo la tecnología puede mejorar la calidad de vida de las comunidades al proporcionar información crucial para la toma de decisiones.

Este caso de éxito fue presentado durante la primera muestra de Experiencia Internet, una iniciativa del MinTIC en celebración del Día Mundial de Internet. El evento fue un escaparate de las diversas formas en que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están siendo utilizadas para el progreso y desarrollo de Colombia. La ministra de las TIC, Sylvia Constaín, destacó cómo estas tecnologías están impactando áreas clave como la educación, la justicia, la salud, el transporte y el turismo, entre otros.


La importancia de la conectividad también fue subrayada por el Alto Consejero Presidencial para Asuntos Económicos, Felipe Buitrago, quien resaltó que cada incremento en la cobertura de internet se traduce en un aumento significativo del PIB y la productividad del país. En este sentido, proyectos como el Proyecto Nacional de Acceso Universal Social para zonas rurales, que busca conectar hasta 10 mil centros poblados, son fundamentales para cerrar la brecha digital y garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a las oportunidades que ofrece la era digital.


Además de los esfuerzos gubernamentales, empresas como Facebook están desempeñando un papel clave al brindar servicios que benefician a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) en Colombia. Según una encuesta realizada en 2018, el 68 % de las empresas pequeñas en el país atribuyen un aumento en sus ventas a plataformas como Facebook e Instagram, lo que demuestra el poder del internet para impulsar el crecimiento empresarial.

 

El evento también exploró innovaciones tecnológicas como el reconocimiento facial, presentado por la multinacional japonesa NEC. Esta tecnología, que ya se está utilizando en grandes aeropuertos y estadios en todo el mundo, podría tener aplicaciones en la seguridad pública en Colombia, como la identificación de personas con antecedentes criminales.

Además de las iniciativas gubernamentales y corporativas, las redes comunitarias están desempeñando un papel fundamental en la inclusión digital y el desarrollo económico en áreas rurales. Estas redes, gestionadas y propiedad de las propias comunidades, están democratizando el acceso a la información y las oportunidades en todo el país. A través de programas de capacitación y empoderamiento, como el Proyecto Google Impact Challenge, las mujeres rurales están adquiriendo habilidades digitales que les permiten fortalecer sus emprendimientos y contribuir al crecimiento de sus comunidades.


Estas experiencias demuestran que las redes comunitarias pueden ser una solución efectiva para la inclusión digital, empoderando a las comunidades y mejorando su calidad de vida a través del acceso a Internet. Con un enfoque colaborativo y participativo, el proyecto de Comunidades de Conectividad en Colombia tiene el potencial de transformar vidas y comunidades enteras, marcando el camino hacia un futuro más conectado e inclusivo para todos los colombianos.


El aporte de la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) al proyecto de comunidades de conectividad del MinTic ha sido significativo en su primera fase. La Fundación ha desempeñado un papel crucial al contribuir al trabajo de caracterización integral en 10 municipios, entre ellos Olaya Herrera y Francisco Pizarro en Nariño.


Esta fase inicial ha proporcionado una base sólida de información respecto a la situación de conectividad en estas áreas. Se ha evaluado el acceso a Internet, la capacidad organizativa de las comunidades, su nivel de seguridad y las brechas digitales presentes. Las conclusiones extraídas de este proceso han identificado la brecha digital como un desafío recurrente. Además, se ha resaltado la necesidad de realizar inversiones tanto en infraestructura tecnológica como en programas educativos para abordar esta disparidad digital.


Otro aspecto relevante que se ha puesto de manifiesto es la cuestión de la seguridad, la cual está influenciada por la presencia de grupos armados en la región. Esta preocupación constante subraya la importancia de considerar el contexto socio-político en el diseño e implementación de estrategias de conectividad.


En este sentido, se ha reconocido la importancia de fomentar la participación comunitaria activa y establecer alianzas estratégicas para superar los desafíos identificados. Es esencial que las soluciones propuestas sean culturalmente apropiadas y respaldadas por la población local para garantizar su efectividad y sostenibilidad a largo plazo.

コメント


bottom of page