top of page

Patricia Ariza, la guardiana del teatro colombiano

Por: Redacción Pares


Foto tomada de: El Nuevo Siglo


No han sido años fáciles para Patricia Ariza. En el 2020 pierde a su maestro y compañero de buena parte de su vida, Santiago García, dos años después se embarca en una tarea para lo que creyó estar preparada, pero no hay nada más sinuoso que la política y la tecnocracia, sobre todo para un artista. Ser Ministra de Cultura de Petro al principio fue un honor y luego se convirtió en un lastre. Regresó a su casa, el Teatro la Candelaria, el lugar que ella misma ayudó a crear en 1966. Para celebrar estos 58 años Ariza volverá a montar la versión que escribió Santiago García sobre el Quijote. A diferencia de La Castellana o Casa Ensamble, en la Candelaria no hay concesiones al público. Nada más lejos de ese teatro del humor que creó Fanny Mickey en los años ochenta en donde la gente va a una sala a dejar atrás sus problemas. A través de su historia este teatro a montado obras políticamente activas como la entrañable Guadalupe años Sin Cuenta o, en el 2015, su versión completamente original de la vida de Camilo.


Nacida en Vélez Santander, de padre gaitanista, Patricia Ariza ha sido protagonista de buena parte de la vida cultura y política de Colombia en los últimos sesenta años. Fue nadaísta, novia de Gonzalo Arango, discípula de Martha Traba, compañera de Santiago García, acaso uno de los genios más grandes que ha tenido la cultura colombiana pero, ante todo, Ariza es una enamorada de las causas perdidas. Fue sobreviviente de la UP, trabajó al lado de los aún llorados Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo y José Antequera. Pero entonces la Casa Castaño, respaldada por oficiales del ejército y la extrema derecha, empezó a matar senadores, concejales, líderes comunitarios, todo lo que llevara la marca de la Unión Patriótica. A Patricia Ariza también la amenazaron. Incluso tuvo que sacar a su hija del país.


La matanza de cinco mil dirigentes de ese movimiento la sumó en una depresión profunda, de la que casi no sale. Según le contó a la revista Bocas, en una de sus más recordadas entrevistas, Ariza salió de este pozo depresivo gracias a los habitantes de la calle con los que se puso a hacer teatro. La ayudaron a levantar del piso. En esa entrevista referenciada en Bocas dice que un verso de Bertol Brecht también la ayudó a ese renacimiento: “Esclavo, ¿quién te liberará? Los que están en la sima más honda te verán, compañero, tus gritos oirán. Ellos te liberarán”.


En julio del 2022, después de que por primera vez en la historia un candidato de izquierda ganara unas elecciones aceptó la propuesta de ser ministra de cultura. Es difícil para una artista pasarse al lado de los tecnócratas. No estaría tranquila si al menos no lo hubiera intentado.

Patricia, esa fuerza de la naturaleza, invita a través de este video publicado en sus redes sociales, invita a ver la adaptación del Quijote creada por el gran Santiago García quien ya hace cuatro años dejó esta dimensión.



Kommentare


bottom of page