«Es un error hablar de ‘manzanas podridas’ en las FF.MM.»

Por: Carlos Castelblanco Pinedo y Laura Cano – Redacción Pares.


«La Fuerza Pública, se supone, que son garantes de los derechos y libertades de los colombianos. Cuando un agente estatal comete un delito no solo compromete su individualidad, sino que comprometen al Estado colombiano. Ha habido espíritu de cuerpo para silenciar los casos de violencia sexual, para ocultar. Incluso, en muchos casos se han ofrecido dinero para tratar de dejar en la impunidad los casos.”


Pares habló con Alirio Uribe Muñoz, a propósito que en las últimas semanas se ha comenzado a destapar uno de los capítulos más dolorosos de las acciones de las FF.MM. que se han cometido en el marco de violencia que no cesa en el país. Los abusos sexuales como una de las prácticas más degradantes contra las mujeres, han sido utilizados para imponer miedo, para ganar autoridad en los territorios, tomando hoy forma de relatos de víctimas que insisten en que se conozca lo ocurrido y haya justicia.


Alirio Uribe ha hecho su carrera en el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo – Cajar, una ONG que litiga casos de derechos humanos; en dicha organización comenzó como abogado y fue su director durante tres años hasta el 2013. Lideró procesos como las denuncias por las «chuzadas» del DAS, los asesinatos del humorista Jaime Garzón, del profesor Alfredo Correa de Andreis, de Manuel Cepeda Vargas y de sindicalistas como los de la empresa carbonera Drummond.