Videos falsos en evento oficial de paz: una vergüenza más