Vicente Torrijos no es un mal menor

Por: Redacción Pares

Después de los polémicos rumores sobre el posible nombramiento de Mario Javier Pacheco y Fernando Vargas Quemba, quienes habían sido críticos asiduos del trabajo del CNMH y lo habían acusado de tener posturas ‘izquierdistas’, y ante la renuncia del actual director del Centro Nacional de Memoria Histórica, el filósofo y doctor en sociología Gonzalo Sánchez, por “la nueva atmósfera política” que se vive en el país, el presidente Iván Duque nombró a Vicente Torrijos como nuevo director del CNMH.

De hecho, Gonzalo Sánchez en una entrevista concedida a El Espectador, dijo «presenté de manera irrevocable al presidente Duque, como reconocimiento expreso de que había una nueva atmósfera política tras las elecciones presidenciales, que el proceso de paz y toda la institucionalidad asociada con el Acuerdo comenzaban a remar a contracorriente, y que todo eso me obligaba a dar un paso al costado”, afirmó.

Las preocupaciones de Sánchez parecen ser ciertas. Pues Vicente Torrijos proviene de un sector ideológico antagónico y su carrera se ha desarrollado en ámbitos opuestos. Torrijos es académico, periodista y analista político. Tiene un Magister en Estudios Políticos y un postdoctorado en Asuntos Estratégicos, Seguridad y Defensa. Además, ha sido consultor en asuntos estratégicos del Comando General de las Fuerzas Militares. Fue suplente de la Asamblea Constituyente de 1991 y comisionado presidencial para el manejo de crisis con Venezuela en el gobierno de Álvaro Uribe. Ha sido cercano al uribismo y a las Fuerzas Militares.