Venezuela sigue bloqueada en su sistema político

Por: Luis Eduardo Celis

Analista de conflictos armados y de sus perspectivas de superación – Asesor de la Fundación Paz & Reconciliación.


Luego de las elecciones regionales en Venezuela, el pasado domingo 21 de noviembre, queda en evidencia la crisis de representación y ejercicio político que vive un país atravesado por una delicada situación social, política y económica; aunque lentamente se recupere de ella. Aquí presento algunas referencias que lo demuestran, y que perfilan a la Venezuela que se encuentra en el ojo de la comunidad internacional: diáspora de cinco millones de personas, deterioro de los indicadores sociales, dura crispación política, amenazas de invasión internacional y bloqueo económico a activos del Estado venezolano en el exterior.


Las elecciones del 21 de noviembre dan como amplio ganador al Chavismo. Desde sus referentes partidarios, el PSUV y el Gran Polo Patriótico, donde están los duros aliados políticos de esta corriente, ganaron 20 de las 23 gobernaciones y la capital. Asimismo, ganaron 205 alcaldías de las 322 cuyos resultados ya se conocieron, lo que se podría considerar como un triunfo impresionante, y lo es, pero tiene un sabor amargo para el Chavismo.