Una política exterior sin brújula

Por: Laura Cano, periodista Pares.


Van 561 días del gobierno de Duque en Colombia y varias radiografías del contexto del país demuestran que, en varios aspectos, su gestión ha ido en retroceso o de forma inoperante, unos de estos aspectos es la política exterior. Así lo evidencia A un año del fracaso del 23F, el más reciente informe del senador Antonio Sanguino, en el que se evalúa y analiza lo que ha pasado en este tiempo con las alianzas y relaciones internacionales. La principal conclusión: hay un retorno al pasado.


La ‘venezolanización’ del discurso


La situación política y social de Venezuela ha sido útil para que el gobierno nacional creerá un eje en los últimos 18 meses para mostrar una figura y un discurso que va encaminado a poner sobre la mesa este tema de forma centralizada, pero a negarse a posibles escenarios de conversación que den soluciones a la crisis que vive este país. Esto mediado por un quiebre en las relaciones diplomáticas con el gobierno venezolano, por el apoyo y reconocimiento que se le ha dado al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, y por el retiro de Colombia de organizaciones que dinamizaban sus relaciones con otros países.