Una conversación con Nicolás Echavarría



El 8 de junio de 2014 Las2orillas publicó un expediente de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía en el que aparecía el nombre de Nicolás Echavarría Mesa, gerente de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, acusado de entregarles dineros a los paramilitares en los tiempos en que había sido presidente de Banafrut, un conglomerado de empresas bananeras de la región de Urabá. No era el único.

Los señalados sumaban 226. Tampoco había una investigación formal. Solo era una denuncia de Raúl Hasbún, alias Pedro Bonito, empresario de la zona que se había vinculado a la estructura de los paramilitares.

Nicolás Echavarría le solicitó a María Elvira Bonilla, directora del portal, una reunión para hacer unas aclaraciones de la información. Estábamos ya a mediados de junio. Asistí a la reunión por invitación de María Elvira y después de oír a Echavarría sobre el caso de Urabá le dijimos que nos parecía totalmente pertinente y justo que publicara su versión en Las2orillas. Es una persona muy amable y a renglón seguido nos pusimos a conversar del final de la campaña, del momento dramático que estábamos viviendo por la enorme incertidumbre sobre el ganador.

Le recomendamos: Nadie se declara santista

Nos habló de las diferencias entre lo que decía y orientaba el asesor Duda Mendonça y lo que pensaba y mandaba el expresidente Uribe. Duda, basado en sofisticados estudios de opinión, le aconsejaba a Zuluaga que se corriera hacia el centro y asumiera un tono más conciliador al final de la campaña, que la primera vuelta había sido el momento para afianzar el voto de la derecha, pero en la segunda vuelta era necesario atraer el voto no uribista.